Casaretto le baja el tono a los cruces con el Gobierno: "Nunca hubo intención de confrontar"

Política

El presidente de la Comisión Pastoral Social y obispo de San Isidro, Jorge Casaretto, aseguró que la Iglesia "nunca tuvo intención de confrontar con el Gobierno nacional".

Casaretto aludió al documento elaborado por el Episcopado argentino referido a un polémico tema como la pobreza que todavía no fue difundido y que finalmente no tendrá el apoyo de distintas entidades de empresarios y sindicalistas.

Hace dos semanas, había trascendido públicamente la idea de los obispos de consensuar opiniones y realizar un escrito conjunto, que se titularía "La pobreza, un problema de todos".

Pese a la deserción de la Unión Industrial Argentina (UIA), los banqueros, la CGT y la CTA, la Iglesia logró que participen la Asociación Empresaria Argentina (AEA), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), la Asociación de Bancos Argentinos /Adeba), la Federación Agraria, la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales Argentinas y Coninagro, entre otras organizaciones.

En ese sentido, distintos trascendidos habían vinculado la baja de sindicalistas y compañía a una presión del Gobierno, algo que fue desmentido por el obispo de San Isidro.

Casaretto señaló que no llegó "ningún planteo por parte del Gobierno" y que incluso el trabajo "les pareció bien, nadie llamó del Gobierno".

Asimismo, el titular de la Comisión de Pastoral comentó que mantuvo reuniones con funcionarios y recordó el apoyo que en su momento la Iglesia brindó al plan de asignación universal por hijo, por considerarlo algo "muy importante".

En este ámbito, el prelado confirmó que el documento se dará a conocer -en principio era el miércoles 14-, aunque aclaró que la fecha definitiva será informada el próximo lunes cuando sea decidido por los integrantes del Foro de Habitantes a Ciudadanos.

"El documento tiene buena base para seguir trabajando", indicó el obispo, quien agregó que es "optimista".

El Foro de Habitantes a Ciudadanos, tal el nombre de las asociaciones que fueron convocadas a firmar el documento, fue "revitalizado" hace cuatro años por la Conferencia Episcopal Argentina con el objetivo de impulsar un espacio de "diálogo y búsqueda de consenso" y trabajar sobre diferentes tópicos como empleo no registrado, consumo de droga, niñez en riesgo y desnutrición en adulto mayores.

Dejá tu comentario