27 de mayo 2003 - 00:00

Castro ofreció renegociar deuda pendiente de 1973

Néstor Kirchner se reunió ayer en la Casa Rosada con los presidentes de Colombia, Venezuela, Perú, Uruguay y Felipe de Borbón y Grecia, además de Fidel Castro.
Néstor Kirchner se reunió ayer en la Casa Rosada con los presidentes de Colombia, Venezuela, Perú, Uruguay y Felipe de Borbón y Grecia, además de Fidel Castro.














Néstor Kirchner mantuvo varias reuniones «de trabajo» con sus pares latinoamericanos que asistieron al acto de asunción del mando, con quienes analizó temas políticos, de integración y de fortalecimiento del intercambio comercial. El Presidente planteó agendas muy precisas y dio instrucciones para que «en 60 o 90 días se organicen reuniones entre cancilleres y ministros de Economía» de los países con cuyos enviados dialogó. En los encuentros acompañaron en todo momento al Presidente el canciller Rafael Bielsa y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli.

De lejos, el encuentro más prolongado fue el mantenido con Fidel Castro. Kirchner y el titular de los Consejos de Estados de la República de Cuba, analizaron en una extensa reunión la situación política en América latina y los perjuicios que causa al país caribeño el bloqueo económico que le impuso desde hace cuatro décadas los Estados Unidos.

Kirchner y Castro estuvieron reunidos por más de una hora en el despacho presidencial de la Casa de Gobierno, donde también hablaron sobre la forma de «renegociar» la deuda que Cuba mantiene con la Argentina, por 1.584 millones de dólares (hasta octubre de 1998), así como de la necesidad de reponer al embajador de la Argentina ante el gobierno cubano.

«Es manifestación de Castro buscar variables para renegociar la deuda que su país tiene desde hace tiempo con la Argentina. Se trata de un gesto inédito hasta este momento»,
sostuvo Bielsa, en una rueda de prensa que brindó en la Sala de Conferencias de la Casa Rosada.

La primera señal positiva que recibió Kirchner ayer partió del colombiano Alvaro Uribe, quien le anunció la inminente apertura del mercado de carnes de ese país. La otra señal optimista llegó del Perú, país con el que si se superan algunos problemas técnicos, sobre todo en materia agrícola, en un lapso de entre 60 y 90 días se firmaría un acuerdo de libre comercio.

La ronda de audiencias con Kirchner se inició con una entrevista con el heredero de la Corona española,
Felipe de Borbón y Grecia. En la reunión con el príncipe de Asturias, Kirchner recibió un mensaje del rey de España en el que, entre otras cosas, le invitó oficialmente a visitar ese país, dijeron fuentes de la comitiva que acompañó al heredero de la corona española.

• Propuesta de Chávez

Entre los más fervientes impulsores de una mayor integración de América latina estuvo el mandatario venezolano, Hugo Chávez, quien propuso a Kirchner la creación de un frente para la «transformación económica y política» de los países de la región. «Venezuela quiere ser miembro» del Mercosur, bloque integrado por la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, y del que Bolivia y Chile son socios comerciales. «Pero no sólo del económico, sino del Mercosur político y eso podemos hacerlo inmediatamente», manifestó.

El presidente de Uruguay,
Jorge Batlle, afirmó que la entrevista que mantuvo fue «excelente», negó que las relaciones entre ambas naciones hayan estado «mal» en algún momento e indicó que los dos gobiernos trabajarán en forma conjunta en el Mercosur y en otros temas de interés común.

A su turno, el presidente de Perú,
Alejandro Toledo, aseguró que durante el encuentro con Kirchner se acordó encarar «una lucha frontal contra la corrupción, el narcotráfico y el terrorismo, porque son temas que minan la gobernabilidad». Destacó que Latinoamérica debe diversificar sus relaciones y comenzar «a mirar hacia Europa y Asia». «Si podemos superar problemas técnicos en materia agrícola, el Mercosur podrá firmar un acuerdo con el Perú e incrementar así el comercio recíproco», concluyó Toledo.

Por su parte, el jefe de Estado de Bolivia,
Gonzalo Sánchez de Lozada, abogó para que Latinoamérica diseñe una «estrategia común» de negociación con los organismos de crédito internacionales. Respecto del Mercosur subrayó que ese espacio de integración «tiene que ponerse a trabajar» y consignó que existe un compromiso para «unir a ese bloque con la Comunidad Andina», aunque advirtió que «es preciso ver al Mercosur funcionando».

A su turno, Uribe, presidente de Colombia, calificó como
«muy positivo y constructivo» el encuentro y subrayó que «derrotar al terrorismo y al narcotráfico es benéfico para el continente». Agregó que «examinamos el terrorismo en Colombia, la gran ayuda que nos ha dado la Argentina, su comprensión, sus reiterados votos en la Organización de Estados Americanos (OEA) en favor de la recuperación de la seguridad en mi país y la posición asumida recientemente en el Grupo de Rio», sintetizó Uribe.

Mientras tanto, el enviado del gobierno de Estados Unidos,
Mel Martínez, ratificó que hubo una invitación de George W. Bush a Kirchner para una visita a Washington, y consideró que ese viaje debe hacerse «en la fecha más conveniente para ambas partes». La visita fue aceptada y las intenciones de ambas partes son que el encuentro suceda lo antes posible», afirmó Martínez desde la embajada norteamericana.

Dejá tu comentario

Te puede interesar