Alberto F. aprovecha sincericidio de Macri

Política

Otro frente completamente distinto fue el que rodeó la reaparición del expresidente Mauricio Macri, desde La Angostura, ahora convertida en la nueva Meca, por el peregrinaje de muchos de su equipo, aunque no se vio a otros, entre ellos el ex “chico de oro”, o “mis ojos”, el otrora jefe de Gabinete, Marcos Peña, al que tampoco se escucha nombrar en el entorno de Macri. Más allá de esto, “aparentemente Mauricio estaría volviendo a Buenos Aires entre el 7 y el 10 de febrero, pero se autodefinió como un futuro ‘coordinador’, y no como el jefe de la oposición”, dejaba trascender un cercano, aunque no está muy claro que la totalidad de la tropa esté dispuesta a seguir verticalizándose con él.

Mientras tanto, y como muchos exfuncionarios de rango, se estaría conformando a su alrededor una fundación para cobijar a muchos de los que ahora quedaron dispersos. Macri habló con dirigentes del PRO en una breve salida del Country Cumelen y no quedó claro si lo que les dijo allí fue un sincericidio o si el expresidente no estaba claramente en sus cabales.

Esa declaración sobre sus supuestas advertencias al propio gabinete de Cambiemos frente al peligro de tomar endeudamiento sin límite y la posibilidad que éste se cortara, tal como sucedió, le sirvió ayer a Alberto Fernández para levantarlo como argumento esencial en el reportaje que dio a C5N: “Yo no entendí muy bien si estaba en una terapia de grupo o si, seriamente, un expresidente les decía a los argentinos que él sabía que estaba destruyendo la economía, pero que siguió adelante con su lógica destructiva”, dijo el Presidente.

La frase de Macri en Neuquén, según los textuales reproducidos, había sido un poco más elocuente: “Yo siempre les decía a todos, cuidado que yo conozco los mercados, los mercados un día no te dan más plata y nos vamos a ir la mierda. ‘No, tranquilo, hay que seguir’, me decían”. Como mínimo irracional.

Sobre la deuda también pidió Alberto F. ayer que “hay que dejarlo andar a Axel, está bien lo que está planteando, hay que dejarlo hacer y esperar”, porque “Argentina no quiere entrar en default, pero tampoco pagar a costa de los argentinos”. Sobre la deuda llegaban ayer noticias de quinchos neoyorkinos. Hoy a las 9 Martín Guzmán hablará en la sede de 68 y Park Avenue del Council of the Americas. Esa reunión que le organizó Susan Seagal con todo el mundo financiero y empresarial de Nueva York y Argentina ayer estaba colapsada. “No entra un alfiler más”, describían ayer sobre las reservas que había para escuchar al ministro de Economía argentino que va a EE.UU., para mantener además otras reuniones y avanzar sobre la estrategia de Axel Kicillof por la deuda bonaerense que hasta ahora actuó como punta de lanza pero que aún no tiene final claro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario