Crimen de Ferreyra: fiscalía pidió perpetua para Pedraza

Política

La fiscal María Luz Jalbert pidió la pena de prisión perpetua para el extitular de la Unión Ferroviaria José Pedraza y para su entonces segundo, Juan Carlos "Gallego" Fernández, por ser "instigadores" del crimen del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra.

Asimismo, reclamó una pena de diez años de prisión para dos comisarios de la Policía Federal por liberar la zona para el ataque: Hugo Lompizano y Luis Mansilla.

Ante el Tribunal Oral Criminal 21, la fiscal pidió penas de prisión perpetua para el delegado ferroviario Pablo Díaz y para los presuntos barras bravas Gabriel Sánchez y Christian Favale; y de diez años para Claudio Alcorcel.

Tanto a Pedraza como a Fernández, la fiscal los acusó por el delito de homicidio agravado con el concurso premeditado de dos o más personas y tres tentativas de homicidio, por los tres heridos de bala que dejó el hecho.

Jalbert pidió penas de nueve años por homicidio simple para los ferroviarios Jorge González y Salvador Pipitó; al tiempo que pidió la absolución para Guillermo Uño y Juan Carlos Pérez, quienes fueron liberados al no haber acusación en contra de ellos.

En cuanto a los policías, pidió nueve años para Jorge Ferreyra, ocho años para Luis Echavarría, siete años para Rolando Garay y Gastón Conti; y requirió la absolución de David Villalaba.

El joven Mariano Ferreyra fue asesinado el 20 de octubre de 2010 de un tiro en el abdomen luego participar de una manifestación con corte de vías en el ferrocarril Roca a la altura de la estación Avellaneda, en reclamo del pase a planta permanente de los tercerizados.

Por otra parte, la Cámara Federal de Casación Penal confirmó el procesamiento del exsecretario de dicho tribunal, Luis Ameghino Escobar, quien fue acusado de digitar una causa a cambio de sobornos y para beneficiar al sindicalista Pedraza.

La Sala IV del Tribunal a cargo de los jueces Mariano Borinsky, Juan Gemignani, y Gustavo Hornos, confirmó el procesamiento del ahora exsecretario, por el delito de cohecho pasivo (el que recibe sobornos).

A Ameghino Escobar se lo acusa de digitar el sorteo de la causa que afrontaba un grupo de ferroviarios por el crimen de Ferreyra, para que la misma quedara a cargo de una de las salas del Tribunal de Casación, en la que se suponían los jueces también iban a ser seducidos con sobornos.

Según la investigación, la maniobra orquestada por Pedraza fue para intentar suavizar la acusación contra los ferroviarios, en semanas previas a que se lo detuviera como instigador del crimen. El fallo contra Ameghino Escobar se conoce luego que éste intentara sin éxito retomar su cargo, tras ser echado del tribunal una vez que la causa avanzara en su contra.
En la causa también están imputados el abogado y ex juez federal Octavio Aráoz de Lamadrid, quien era defensor de uno de los acusados por el crimen de Ferreyra; el contador de la Unión Ferroviaria, Ángel Stafforini; el agente de Inteligencia, José Riquelme; y el sindicalista Pedraza, este último actualmente afrontando un juicio como instigador del homicidio de Ferreyra.

En la investigación fueron claves las varias escuchas telefónicas que se registraron entre Pedraza y el resto de los imputados, y que permitieron descubrir cuando el dinero se había reunido en el estudio jurídico de Aráoz de Lamadrid, y se iba a destinar a sobornar a los jueces, quienes no están imputados en la causa.

Dejá tu comentario