Cristina aplicó el plan de seducción a los gobernadores "neutros"

Política

Cristina de Kirchner aplicó con los gobernadores "neutros" la misma receta de seducción utilizada la semana pasada con los mandatarios alineados a la Casa Rosada para frenar la coparticipación del Impuesto al Cheque: prometió a Fabiana Ríos (Tierra del Fuego), Ricardo Colombi (Corrientes), Eduardo Brizuela (Catamarca) y Hermes Binner (Santa Fe) incentivar las obras públicas, garantizar la gobernabilidad en sus distritos y prorrogar los vencimientos de deuda de las provincias con la Nación.

A cambio, la Presidente exigirá presión para que sus legisladores rechacen la propuesta de la oposición de repartir el 53% de lo que recauda el Estado nacional por el gravamen a los débitos y créditos, que esta año rondaría los 10.000 millones de pesos .

Sin embargo, al término del almuerzo en la Quinta de Olivos se vieron caras largas y casi ningún contacto con los periodistas que hicieron guardia en el lugar. El socialista Binner se fue primero; Ríos se negó a descender de una camioneta gris para hacer declaraciones, y el radical Colombi se escabulló en un vehículo con su celular en mano para eludir el cordón de la prensa.

Brizuela del Moral, quien más beneficios potenciales se llevó del encuentro, sí se detuvo a dar detalles de lo conversado. "La Presidente asumió un compromiso personal para con la provincia de Catamarca para extender la ley de promoción industrial", confesó. La misma suerte correría para La Rioja.

El otro vocero del claustro fue Florencio Randazzo. El ministro de Interior agregó a la lista de las promesas la financiación de obras públicas a través del Fondo de Equidad Social. "Nos comprometimos a ayudar a todas las provincias. No hay ninguna posibilidad de que a las provincias les vaya bien si al gobierno nacional le va mal", indicó.

"No hubo ningún planteo, al contrario se habló de la necesidad de crear un Fondo de Equidad que a través del cual se permita establecer las obras estratégicas de desarrollo nacional como por ejemplo la autopista Rosario-Córdoba que ya se esta terminando, la línea NOA NEA o la obra hidráulica que se esta llevando a cabo en Catamarca", señaló el funcionario.

Randazzo dijo que "los gobernadores plantearon que tienen deudas con la Nación" e informó que el Gobierno "evaluará el vencimiento de las deudas por la emisión de cuasimonedas" que ahoga a las provincias, con excepción de Santa Fe que "no emitió".

Brizuela del Moral pareció entender el mensaje. "Tengo entendido que los legisladores de mi provincia votarán en contra a la coparticipación del Impuesto al Cheque", adelantó. Randazzo remarcó que igualmente "sigue en pie" la propuesta de la derogación de ese "impuesto regresivo".

"No se habló del DNU, pero los gobernadores se mostraron de acuerdo con la utilización de la reservas para pagar deuda", agregó Randazzo y concluyó: "Les pedimos que nos sigamos acompañando, que garanticemos la gobernabilidad y que van a tener en el Gobierno nacional un aliado permanente".

El próximo almuerzo será con Mauricio Macri y el puntano Alberto Rodríguez Saá el 15 de abril. El chubutense Mario Das Neves fue invitado, pero ya anticipó que no asistirá.

Informe de Liliana Franco

Dejá tu comentario