Ahora el Congreso tiene la calculadora para la rebaja de los fondos porteños

Política

La Ciudad recibirá suma fija, no coparticipación, actualizada trimestralmente y en cuotas mensuales. $24.500 millones para 2020 (esperaba $75 mil millones). Larreta replicará hoy con pedido de cautelar a la Corte.

El Gobierno “primereó” otra vez ayer, justo en la jornada del reencuentro que impuso la pandemia, a Horacio Rodríguez Larreta. Alberto Fernández avanzó otro casillero que le suma tensión a la relación con su “amigo”, al enviar un proyecto de ley para que el Congreso, con su aprobación, le de contundencia a la quita de fondos que recibe la Ciudad por la transferencia de la Policía. El jefe porteño, quien espera tener amplia pantalla hoy cuando lleve el reclamo a la Corte por el recorte, apuesta a la batalla judicial pero ya prepara a los diputados.

La semana pasada, Alberto F. lo sorprendió con la decisión, por decreto, del recorte de unos $35 mil millones para conformar un Fondo para la provincia de Buenos Aires, en plena crisis con la Policía Bonaerense. Esta semana, con anticipo de este diario, se conoció que varios ministerios nacionales preparaban el proyecto de ley. Tras el decreto, Larreta contraatacó anunciando que llevará su reclamo a la Corte Suprema por lo que considera “una arbitrariedad” y para que se suspenda la quita mientras eso se resuelve. Ayer, el Gobierno llevó el proyecto de ley al Senado para que se apruebe el convenio de trasferencia de parte de la Policía Federal y una suma fija anual por esa cesión.

Si el proyecto se sanciona, la Corte deberá tener otra mirada, sin duda, a la que espera Larreta.

Tal como anticipó este diario el martes, el Gobierno envió el proyecto de ley que consolida la quita de fondos, tal como determinó el decreto del Presidente que emitió la semana pasada. Además, también como anticipó este diario, las cuentas se harán de otra manera. En su momento, de una historia extensa sobre el caso, se le asignó a la Ciudad puntos de coparticipación para el área de Seguridad transferida, una mecánica conveniente por el flujo de las partidas y su propia actualización de acuerdo a la recaudación nacional. Más de 19 mil agentes y 54 comisarías, entre otras dependencias con personal incluido fueron traspasadas desde la Federal a la Ciudad.

Fue durante el gobierno de Mauricio Macri, tras la firma de un Convenio que convirtió en ley la Legislatura porteña y que ahora se busca que apruebe el Congreso. Macri, por un decreto subió la coparticipación porteña, calculando 2,35 por la policía, lo que luego bajó -ante la firma del Consenso Fiscal- a 2,10 y ahora Alberto reduce a 0,92% al argumentar que en enero de 2016 cuando se traspasó la Policía, se calculó demás.

Lo que no se toca, es el 1,40% histórico que comenzó a recibir la Ciudad de Buenos Aires mediante un acuerdo, y un decreto, entre el entonces presidente Eduardo Duhalde y los ministros de Economía Miguel Pesce (por la Ciudad) y Roberto Lavagna por la Nación.

La discusión es por el resto, ya rebajado por el decreto. Si se aprueba la norma ya no tiene sentido discutir porcentajes, pero el cálculo que hizo el Gobierno es altamente más bajo de lo que la Ciudad recibe ahora. Se fija, para 2020 una suma de $24.500 millones. Para el ejercicio, la Ciudad estimó que de Nación tendría $126.000 millones, de los cuales $75.600 corresponderían exclusivamente para Seguridad. Sin embargo como los puntos de coparticipación varían de acuerdo a la recaudación del impuesto, en este año la Ciudad ya recibió $10 mil millones menos por la baja de la masa coparticipable.

Por decreto, Alberto F. quitó 1,18% de coparticipación, aproximadamente la mitad de todo el monto calculado, unos $35 mil millones que, comparados con lo $24.500 millones ahora definidos, más las actualizaciones que propone el proyecto de ley, no estaría tan lejos del 0.92% que fijó el decreto.

Cuentas aparte, que en definitiva mantienen un plan B, como es una “compensación” en cuanto a obra pública y sesiones de predios que se tramita entre las dos administraciones, la puja política incomoda en momentos complicados de la epidemia.

El proyecto de ley, en otro sentido, menciona que se busca “ la determinación en forma equitativa y justa de los recursos” . Señala que el Convenio, firmado por Larreta y Macri y aprobado el 18 de enero de 2016 por la Legislatura no lo fue por el Congreso y habla de la necesidad de “poder llevar adelante políticas esenciales que corrijan las desigualdades estructurales existentes y cuya implementación deviene urgente e imperativa”.

Además explica que el mecanismo de actualización para ejercicios sucesivos pondera en un 80% el índice nominal del salario promedio de la Policía Federal y en un 20%, el índice de precios al consumidor elaborado por la Dirección de Estadísticas y Censos, ambos del año precedente. Aclara entonces que “los gastos correspondientes al presente ejercicio fueron calculados con base a los registros del año de la transferencia (2016), ajustados conforme al índice de actualización de la propuesta, que se pagará en cuotas mensuales y ajuste trimestral, ya no “por goteo”. El Congreso deberá entonces cada año definir el monto que se insertará en el Presupuesto y será transferido desde el Tesoro Nacional.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario