Congreso: agenda suave avanza rápido en comisiones de Diputados y Senado

Política

La Cámara alta dejó listo para sancionar mañana el proyecto que otorga un alivio parcial en Ganancias de personal sanitario y de seguridad. Fuerte cruce entre el kirchnerista Carlos Caserio y el radical Martín Lousteau. Acuerdo en Cámara baja para nueva ley de economía del conocimiento.

La agenda “suave” del Congreso, sin temas urticantes como los megaoperados impuesto a la riqueza y reforma judicial -que siguen sin aparecer-, avanzó ayer a paso firme en las comisiones de Senado y de Diputados, que esperan sesionar en las próximas 48 horas a través de la vía virtual inaugurada la semana pasada.

Sin embargo, el recorrido relajado y rápido de un combo de iniciativas que acompañan el oficialismo y la oposición fue quebrado durante el mediodía de ayer, con el fuerte cruce que protagonizaron el senador kirchnerista y titular de la comisión de Presupuesto de la Cámara alta, Carlos Caserio, y el legislador radical Martín Lousteau.

Más allá de la disputa verbal -hubo un pedido de disculpas para los espectadores online-, lo cierto es que el Senado ya tiene cerrado su temario para la sesión que piensa para mañana. Por caso, las comisiones de Trabajo, y de Presupuesto firmaron un despacho que activa alivios en Ganancias a personal de salud y fuerzas de seguridad. El proyecto, que apunta a guardias y horas extra en época de coronavirus, fue aprobado la semana pasada por Diputados y se convertirá en ley.

El texto en cuestión establece la exención “del Impuesto a las Ganancias, desde el 10 ele marzo de 2020 y hasta el 30 de septiembre de 2020, en las remuneraciones devengadas en concepto de guardias obligatorias (activas o pasivas) y horas extras, y todo otro concepto que se liquide en forma específica y adicional en virtud de la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19, para los profesionales, técnicos, auxiliares (incluidos los de gastronomía, maestranza y limpieza) y personal operativo de los sistemas de salud pública y privada; el personal de las Fuerzas Armadas; las Fuerzas de Seguridad; de la Actividad Migratoria; de la Actividad Aduanera; Bomberos, recolectores de residuos domiciliarios y recolectores de residuos patogénicos”.

Anteayer, la comisión de Presupuesto se unió al plenario que comandó la de Salud para dictaminar una iniciativa -también fue avalada la semana pasada por Diputados- que crea un programa nacional de protección al personal de la salud pública y privada ante la pandemia. Desde el macrismo expusieron, para este proyecto y el que avanzó en las últimas horas, dudas sobre los costos fiscales.

Si bien el Senado aún no formalizó la sesión de mañana, legisladores kirchneristas dieron por confirmado el encuentro virtual, y con un temario que incluiría una iniciativa que actualiza la regulación del vínculo jurídico entre la Cruz Roja y la Argentina.

Trifulca

En medio de la imposibilidad de aportar mejoras a los proyectos que envía Diputados al Senado, Caserio y Lousteau se trenzaron en el plenario virtual de ayer. “Usted es un irrespetuoso”, le espetó el radical. El legislador kirchnerista no se quedó atrás y, ofuscado, le contestó: “Usted va a hablar cuando yo lo considere. Soy el presidente de esta comisión -en referencia a la de Presupuesto-, no tengo que tener cuidado. Usted no me va a dar clases a mí”.

Cambios consensuados

Tras varias idas y vueltas, oficialismo y oposición acordaron ayer una nueva ley de economía del conocimiento, que logró dictamen durante un plenario de las comisiones de Comunicaciones, y de Presupuesto y Hacienda de Diputados, y sería aprobada esta semana en el recinto virtual de la Cámara baja.

El acercamiento entre las diferentes bancadas se dio luego de encuentros informales en los que el kirchnerismo negoció un puñado de modificaciones con el macrismo. No obstante, y pese a haber acompañado el dictamen -hubo una disidencia parcial, del radical Luis Petri-, el principal bloque opositor en Diputados alertó sobre la estabilidad fiscal de la iniciativa.

La discusión del tema tomó energía tras la pulverización que el actual Gobierno realizó de la ley sancionada el año pasado por el entonces oficialismo macrista y gran parte de la oposición peronista y kirchnerista. En aquella ocasión, se dio una insólita disputa que inició el piquetero cristinista Juan Grabois con el CEO de Mercado Libre, Marcos Galperín.

“Es necesario tenerla lo antes posible. Hay oportunidades de crecimiento aún en pandemia, y hay empresas en este momento que han podido contratar gente”, manifestó durante la reunión el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien consensuó retoques al proyecto con la legisladora radical Karina Banfi. También se dieron concesiones menores a bancadas minoritarias.

Otros radicales, como Petri y Luis Pastori, realizaron advertencias sobre pérdidas que habrá en el régimen en comparación con la ley sancionada por el Congreso el año pasado. En particular, apuntaron -al igual que un sector del PRO- a la estabilidad fiscal. Kulfas pidió no mirar tanto ese tema como el corazón de la iniciativa, sino dar “señales claras para la inversión, aprovechando el alto recurso humano calificado” del sector.

Al cierre de esta edición, jefes opositores en Diputados intentaban cerrar la agenda de sesiones con el presidente del cuerpo, Sergio Massa, quien no pudo dar certezas y quedó en consultar con el bloque kirchnerista.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario