El PS sigue dando claras señales de distanciamiento de la UCR

Política

Tras la tregua entre el socialismo y el radicalismo producida de la reunión del martes las negociaciones continuaron ayer por separado y parecen no tener buen puerto. Los referentes de Binner y Alfonsín realizaron declaraciones donde dejaron entrever que sus pasturas siguen firmes, el límite para el socialismo sigue siendo el bonaerense Francisco De Narváez y para la UCR los acuerdos deben ser amplios.

Tajante, el senador santafesino Juan Carlos Zabalza y operador de Binner en Buenos Aires, declaró que en caso de que se mantenga el acuerdo del radicalismo con De Narváez, el gobernador de Santa Fe "no integrará la fórmula" presidencial con Ricardo Alfonsín.

"Si no se dan estas circunstancias que planteamos, de ninguna manera" Binner integrará la fórmula, advirtió Zabalza. En el mismo sentido se pronunció el candidato a gobernador de Santa Fe por el Frente Progresista, Antonio Bonfatti (PS), quien declaró que si el acuerdo con el radicalismo "no se da en esta oportunidad, se dará en otra", y afirmó que su partido "va a sostener" la misma posición de rechazo a un acuerdo con De Narváez, algo que los radicales no están dispuestos a ceder.

Desde el radicalismo, los principales dirigentes del comité nacional debatieron qué estrategia seguir respecto del posible fracaso de las negociaciones con el socialismo, mientras Ricardo Alfonsín ya piensa en otro compañero de fórmula.

El encuentro se desarrolló en la sede del Comité Nacional partidario y fue encabezado por el presidente Ángel Rozas. También participan los senadores Gerardo Morales, Pablo Verani y Laura Montero; los diputados Gustavo Cusinato, Miguel Ángel Giubergia, Juan Pedro Tunnesi y Ricardo Gil Lavedra; el titular de a Convención, Hipolitpo Solari Yrigoyen; y el candidato a gobernador mendocino Roberto Iglesias.

Fuentes partidarias aseguraron a ámbito.com que se trató de una reunión técnica y no brindaron precisiones sobre si hubo avances en la conformación de una fórmula de cara a las elecciones de octubre. Lo que quedó en clara es que la reunión con el PS se realizará la próxima semana. "Podría ser el martes", adelantaron.

En tanto, el senador Zabalza consideró -en declaraciones a radio Milenium- que el radicalismo y el socialismo mantendrán las alianzas distritales en las que ya vienen trabajando en diferentes provincias, pero admitió que se aleja la unidad a nivel nacional entre ambas fuerzas. 

Aunque aclaró que "el diagnóstico definitivo" sobre el futuro del frente progresista se dará en los próximos días, Zabalza reconoció que el gobernador Hermes Binner "evaluará" la posibilidad de una alianza con Proyecto Sur, el GEN y el espacio que lidera Luis Juez en Córdoba.

Sobre el demorado acuerdo con la UCR, el hombre de confianza de Binner más sereno consideró que "seguramente" ambos partidos encontrarán "la oportunidad de volverse a juntar", ya que existe "una confraternidad demasiado importante para que esto se arruine o se lastime".

Zabalza explicó que en el encuentro del martes con el jefe del radicalismo, Angel Rozas, le transmitió lo resuelto por el socialismo respecto a la negativa a un acuerdo electoral con Francisco De Narváez. "Ellos insisten con la idea de De Narváez y la necesidad de incorporar votos en la provincia y nosotros planteamos la vivencia de Santa Fe, donde existe un frente que requiere de un programa común y de coherencia de quienes lo integran para poder avanzar en una acción transformadora", agregó.

El martes las relaciones estuvieron, como tantas otras veces al borde del quiebre, ya que el mismo Binner lanzó un ultimátum al radicalismo al decir que deben elegir entre el PS o De Narváez, casi en respuesta desde el Congreso Nacional Gerardo Morales insistió que "el socialismo tiene todo el derecho de ir solo a la elección". Todo indica que las charlas entre ambos partidos siguen la próxima semana con una certeza: es difícil que lleguen a un acuerdo.

Dejá tu comentario