Correo Argentino: Mariano Macri se presentó como querellante en la causa

Política

El hermano menor del expresidente entregó un escrito por medio de sus abogados Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro.

El hermano menor del expresidente, Mariano Macri, se presentará como querellante en la causa penal donde se investiga el acuerdo para licuar la deuda de la empresa Correo Argentino.

Macri lo hizo a través de sus abogados Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, quienes entregaron un escrito ante el juzgado federal que está a cargo de Ariel Lijo y con el que solicitó ser tenido por querellante para impulsar la investigación.

En el escrito el hermano del expresidente se presentó como uno de los accionistas de Socma Americana S.A., "firma controlante de Sideco Americana S.A. que, para el momento de los hechos que se investigan, resultaba titular del paquete accionario de Correo Argentino S.A.".

"Los hechos investigados se relacionan con la posible administración infiel y vaciamiento de aquella firma y de que, en principio, esa administración -por parte de algunos de los accionistas y Directores- habría originado un perjuicio a la administración pública, no puede descartarse respecto que esas mismas conductas fraudulentas hubieran importado un perjuicio para el suscripto y para los restantes accionistas de Socma Americana S.A", planteó.

"La pretensión que aquí formulo tiene por fin que se asegure la tutela judicial efectiva de mis derechos como otro posible sujeto defraudado en razón de las maniobras que se investigan en autos sin poder descartar, incluso, que los imputados en autos hayan realizado otras maniobras (en el marco de su defraudación) tendientes a ´licuar´ o pretender deslindar su responsabilidad jurídico penal utilizando como instrumento a otras personas que, como es mi caso, resultamos accionistas de Socma Americana S.A.", puntualizó en el texto al que tuvo acceso la agencia Télam.

La causa penal por el Correo surgió cuando en 2017 se conoció un dictamen de la fiscal ante la Cámara Comercial, Gabriela Boquin, que revelaba que el gobierno de Macri había firmado un acuerdo, en nombre del Estado, con la empresa postal de su propia familia, por el cual se licuaba el 98,87 por ciento de la deuda que tenía con todos sus acreedores, en un plan de pagos hasta 2033 y sin tener en cuenta la tasa de interés adecuada (la tasa activa del Banco Nación).

Al día de hoy, el cálculo de la fiscalía es que la deuda asciende a 6000 millones de pesos. Pasaron 20 años desde que comenzó el concurso de acreedores, que se cumplieron el 19 de septiembre, y la deuda sigue sin ser saldada.

Dejá tu comentario