ver más

Ya superaste el límite de notas leídas.

Registrate gratis para seguir leyendo

Macri: "Soñaba terminar el cambio de verdad pero me faltó más tiempo"

Política

El expresidente Mauricio Macri volvió a insistir este noche en que a su gobierno le faltó "más tiempo"  para poder llevar a cabo las reformas propuestas y aseguró que de haber continuado por el camino que habían emprendido en 2015 "estaríamos infinitamente mejor".

El expresidente Mauricio Macri volvió a insistir este noche en que a su gobierno le faltó "más tiempo" para poder llevar a cabo las reformas propuestas y aseguró que de haber continuado por el camino que habían emprendido en 2015 "estaríamos infinitamente mejor".

Durante una entrevista en Twitter Space con miembros de Espacio Republicano, el líder del PRO reivindicó su gestión a cargo del gobierno que encabezó entre 2015 y 2019, en el que se implementaron medidas de corte neoliberal para hacer frente a los problemas que atravesaba el país.

"Entre el 2015 y el 2019 mostramos muchas cosas diferentes", no dudó en afirmar, e hizo referencia "sobre todo a escuchar, dialogar, no mentir, reconocer cuando uno se equivoca y corregir", y valoró la conexión con el mundo que tenía su gobierno.

Sin embargo, señaló que "hubo errores" y manifestó que "si tuviésemos la oportunidad de volver atrás haríamos cosas superadoras. Siempre hay cosas para mejorar. Teníamos las debilidades políticas que teníamos. Sucedieron las cosas que sucedieron, con esa oposición destructiva".

Asimismo, dijo que "soñaba terminar el cambio de verdad pero me faltó más tiempo" para lograrlo, y aprovechó para criticar a los gobernadores, a quienes según dijo apoyó cuando lo necesitaban pero no recibió de su parte el apoyo para implementar las reformas: "A la hora de las reformas profundas, los gobernadores apoyaron poco y nada. Eso es para tener en cuenta en el segundo tiempo".

Además de criticar los mandatarios provinciales, también cuestionó el rol de una parte de la Iglesia en los últimos momentos de su gobierno. "No jugaron para nada bien. La mayoría de los miembros de la iglesia valoraba la cultura del poder sana que traíamos, después de tanta oscuridad. Sin entender la realidad del cambio económico, nos daban el beneficio de la duda y querían ver como terminábamos la tarea. Pero otra parte de la iglesia jugó mal. Se atribuyeron el derecho a jugar políticamente y no estuvieron bien", cuestionó.

Sobre el final dijo que la oposición debe "hacerse cargo de la esperanza" que tiene una parte del pueblo. "El argentino medio está delante de su dirigencia. Es algo bueno porque vislumbra que tenemos futuro. Hoy la gente ve más. Entiende. Se dieron cuenta que este cuento de que el Estado te va a resolver todo, los que vendían eso son los que se llenaron con el Estado. Se viene un cambio en la demanda de exigencia de la gente", aseguró.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Suscribite a nuestro newsletter

Temas

Las más leídas

Dejá tu comentario