"Nadie tiene una seguridad garantizada"

Política

La ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, aseguró que "nadie tiene una seguridad garantizada" y que "cualquiera" puede sufrir un hecho delictivo, al referirse a lo ocurrido con su par de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, quien sufrió un intento de "entradera" en su casa de City Bell.

Además, Garré dijo que "la comunicación, a través de la difusión masiva y permanente de los hechos más sangrientos, de los hechos más terribles y violentos, da como resultado una preocupación mayor por este tema".

"La comunicación hace que la inseguridad se sienta en todas partes", agregó la ministra en una entrevista con radio Vorterix.

Luego, la ministra agregó: "La inseguridad es un problema que sensibiliza a la gente. La seguridad es un derecho y el Estado debe garantizarlo".

Ayer, dos delincuentes armados intentaron asaltar la vivienda del ministro de Seguridad provincial Ricardo Casal en la localidad platense de City Bell, pero se toparon con el custodio del funcionario y al escapar uno de ellos perdió su celular personal y un arma.
Según estimó el propio Casal, se trató de un hecho "al voleo" que se registró a las 6:15 de esta mañana.

La policía incautó vainas de un pistola calibre 45, un revólver 9 milímetros y el teléfono celular que perdió uno de los sujetos.

"Eran las 6 y cuarto de la mañana, una puerta quedó abierta unos 30 centímetros cuando el custodio fue a dejar los diarios en una mesita, él sintió pasos apurados, se acercó y cuando lo ven los dos individuos, lo primero que hacen es correr", reveló el funcionario.

El ministro contó que los delincuentes habían dejado estacionado un vehículo a seis metros de su vivienda y que cuando escaparon al ver al Policía que custodia la casa lo hicieron con "tanto temor" que uno de ellos "perdió el arma y el celular".

"Según lo que me relatan, había uno más en la esquina que es el soporte y cuando vio que sus cómplices corrían, disparó para amedrentar al custodio, éste respondió el ataque, pero nadie resultó herido", aseveró en diálogo con el canal C5N.

Casal declaró además: "Los delincuentes siempre esperan el momento propicio. Cuando uno abre la puerta para salir o entrar, o que haya un descuido o una distracción".

"Por eso siempre digo que hay que tener cuidado: el delito es transversal, no reconoce estatus. Yo soy un ciudadano más y por suerte no pasó nada grave", aseveró.

El funcionario manifestó que los vecinos le comentaron que los individuos se movilizaban en "un auto oscuro" y que los sujetos se sorprendieron al ver al custodio porque "no esperaban encontrar a nadie y encima es un muchacho que mide más de 1,95 metros".

"Vivo en esta casa hace mas de 27 años, he criado a mis hijas aquí y este considero que fue un hecho al voleo", señaló Casal, quien además indicó que la Policía trabaja para dar con los delincuentes.

Finalmente Casal expresó su agradecimiento para el Policía: "Le agradecí al custodio por su actitud de arrojo, por su compromiso de la seguridad pública".

Dejá tu comentario