22 de octubre 2012 - 21:40

"No vamos a condenar a nadie sin el juicio debido"

Antonio Bonfatti.
Antonio Bonfatti.
El gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, habló por primera vez tras la renuncia del ahora exjefe de la Policía provincial Hugo Tognoli, investigado por presuntos vínculos con narcotraficantes, y aseguró que su gestión no va "a defender ni condenar a nadie sin el juicio debido".

En declaraciones a radio Vorterix, Bonfatti se quejó de que nadie en su gobierno estaba al tanto de la investigación. "Nos enteramos por un diario. Aparece una nota en Página 12 con una escucha en noviembre de 2011, antes de que asumiera como jefe", dijo el mandatario.

Y agregó: "Hemos tenido cuatro reuniones con ministros de Seguridad y Justicia, bien nos podrían haber notificado que había una imputación sobre él".

En ese sentido, Bonfatti sostuvo que "es la Justicia la que debe demostrar su inocencia o su culpabilidad". "No vamos a defender ni a condenar a nadie sin el juicio debido", remató.

Tognoli, quien renunció el viernes tras conocerse el escándalo y estuvo prófugo hasta anoche cuando se entregó, deberá declarar hoy en Juzgado Federal de Rosario, por la acusación que pesa en su contra acerca de supuestas protecciones que brindaba a narcotraficantes.

Por otro lado, el gobernador socialista pidió mayor colaboración al Ejecutivo nacional para la lucha contra el narcotráfico. "El narcotráfico es un delito federal, la policía de Santa Fe colabora para erradicarlo. La Gendarmería de Santa Fe se ha retirado para ir a Buenos Aires", sostuvo. Además, pidió "articular entre la Nación y la Provincia" los trabajos para erradicar la delincuencia.

El exjefe de Policía de Santa Fe, quien quedó detenido anoche en el marco de una causa por narcotráfico, fue trasladado esta mañana a los Tribunales de Rosario, donde será indagado por un juez federal, informaron fuentes policiales. 

Tognoli, quien estaba acompañado por su abogado defensor, Eduardo Jauchen, ingresó a la sede de tribunales ubicada en la avenida Nicasio Oroño al 900, de Rosario, por una entrada lateral que da a la calle Alvear en un auto particular.

El vehículo que trasladaba al exjefe policial, quien renunció a su cargo el último viernes después de que se hiciera pública la causa en la que estaba siendo investigado, era custodiado por otros autos de fuerzas federales y provinciales.

Tognoli evitó todo tipo de contacto con los periodistas y reporteros gráficos que lo aguardaban en el lugar.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que Tognoli ingresó al despacho del juez federal de Instrucción 3, Carlos Vera Barros, alrededor de las 10.40.

El juez Vera Barros había ordenado la detención del exjefe policial la semana pasada a pedido de la fiscal federal rosarina Liliana Bettiolo, quien entiende que existen elementos suficientes para sospechar que el ex jefe policial protegía a un conocido narcotraficante de la provincia de Santa Fe.

La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) allanó el viernes por la noche el domicilio de Tognoli en la ciudad de Santa Fe, donde sólo se encontraba su esposa, el vehículo particular de la familia y dos celulares.

Tognoli renunció a su cargo el viernes pasado luego de que se hiciera pública una investigación periodística en la que surgen los presuntos vínculos entre el exjefe policial con el narcotráfico.

En su lugar, el Ministerio de Justicia provincial designó a quien era el segundo de Tognoli, el comisario Cristian Sola.

Dejá tu comentario

Te puede interesar