Para el récord: un kirchnerismo con más legisladores y menos votos

Política

Según un informe realizado por el Centro de Estudios Nueva Mayoría, a cargo del investigador Rodrigo Mallea, se destaca que el Frente para la Victoria sufrió un quiebre en su bloque con el motivo del proyecto de retenciones; hecho que a su vez polarizó el Congreso.

El envío del proyecto de ratificación de las retenciones móviles por el Ejecutivo al Congreso registró una pérdida inédita de legisladores del oficialismo; hecho que no se observaba desde la puja entre las fuerzas de Duhalde y Kirchner durante la primera mitad del gobierno anterior.

Si se observan los proyectos más polémicos que envió el Ejecutivo en el transcurso de 2006 (Consejo de la Magistratura, Reglamentación de los Decretos de Necesidad y Urgencia y la Reforma de la Ley de Administración Financiera, denominada superpoderes) se destaca que el oficialismo se impuso en ambas Cámaras contando con la principal ventaja de una oposición atomizada, registrándose una importante cuota de ausencias y abstenciones.

Sin embargo, en el caso del proyecto de retenciones móviles se destaca que no sólo todo el arco opositor se logró unir contrariamente a la ratificación de la Resolución 125 -algo que no logró hacer en las votaciones anterioressino que además se sumaron varios legisladores del Frente para la Victoria y otros legisladores que se suponían aliados del oficialismo a la oposición, reuniendo 122 votos contrarios a la iniciativa del gobierno nacional.

No obstante, el caso del Senado fue quien marcó la derrota del gobierno porque allí no logró reunir los 37 votos necesarios para aprobar el proyecto que ya contaba con una ajustada media sanción, con 36 votos contrarios a la iniciativa oficial en un empate técnico que dirimió el presidente del Senado y vicepresidente de la Nación, Julio César Cobos, a favor del campo.

  • Victoria

    En marzo, ya iniciado el conflicto con el campo, Diputados trató -por iniciativa de la oposición- un proyecto para derogar la Resolución 125 de retenciones móviles. El resultado arrojó una victoria del oficialismo (con 132 votos favorables) frente a una atomizada oposición, reuniendo apenas 26 votos en contra y otros 99 que se repartieron entre abstenciones y ausencias.

    Sin embargo, en menos de cuatro meses se observa cómo el oficialismo apenas pudo imponer su proyecto de ratificación de la 125 por la mínima requerida (129), pero contando con 122 legisladores alineados en la oposición, con apenas 6 entre abstenciones y ausentes.

    También se destaca que dentro de quienes habían acompañado al gobierno en marzo, 9 del Frente para la Victoria cambiaron su voto a favor del campo al igual que 8 integrantes del ARI autónomo, 2 de la concertación y otros 3 de distintas expresiones.

    Sólo 2 de quienes acompañaron a la oposición cambiaron su parecer a favor del gobierno. En total, entre el 27 de marzo y el 4 de julio el FPV perdió 22 legisladores entre propios y aliados a la oposición en Diputados.

    La paradoja del oficialismo consiste en haber sido derrotado en el Congreso tras la renovación de la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado en las elecciones 2007 manteniendo un statu quo en Diputados en 145 legisladores entre oficialistas y aliados, pero logrando 4 legisladores más en el Senado.

    Así, contando con más legisladores que en 2006 -donde impuso cómodamente sus proyectos más cuestionadosel voto por las retenciones apenas pudo ser aprobado por la mínima en Diputados (con 129 votos, 16 menos de la fuerza que posee) pero fue rechazado en el Senado luego de haber empatado en 36, lejos de reunir los 45 legisladores que se suponían cercanos al gobierno.
  • Dejá tu comentario