Informe caliente de Santiago Cafiero: gritos, cruces y chicanas entre los diputados 

Política

Durante los más de 50 minutos en los que Cafiero defendió la gestión del Gobierno nacional fue repetidas veces interrumpido por legisladores de la oposición que reaccionaban a fragmentos de su discurso. Más tarde, la situación se repitió en la fase de preguntas divididas por espacio político. 

La sesión informativa del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en la Cámara de Diputados atravesó este jueves momentos de alta tensión con gritos, cruces y chicanas entre los diferentes bloques legislativos.

XJAr1ztVi-QTKXPI.mp4

Durante los más de 50 minutos en los que Cafiero defendió la gestión del Gobierno nacional fue repetidas veces interrumpido por legisladores de la oposición que reaccionaban a fragmentos de su discurso. Más tarde, la situación se repitió en la fase de preguntas divididas por espacio político.

Uno de los momentos de mayor crispación tuvo lugar cuando el diputado de Juntos por el Cambio, Waldo Wolff, criticó al jefe de ministros por no cumplir con el mandato constitucional de visitar la Cámara baja cada 60 días.

El opositor le achacó a Cafiero que recién volvió a pisar el recinto de Diputados 343 días después de su anterior y única visita desde que asumió al frente del Gabinete nacional. "No escuché ninguna vez en su discurso la palabra disculpas o perdón", lamentó Wolff, y agregó: "No lo escuché ni una vez argumentar por qué no vino durante 343 días".

En ese punto se generó un frenético intercambio con acusaciones cruzadas entre diputados del oficialismo y la oposición, que interrumpieron el discurso de Wolff y obligó al presidente de la Cámara, Sergio Massa, a poner orden y bajarle el tono a la confrontación.

"Cállese la boca, (Fernando) Iglesias", soltó el titular de Diputados en un momento, con algo de impotencia, cuando veía que no podía controlar la situación. También la diputada del Frente de Todos, Cecilia Moreau, intervino en el mismo sentido: "Callate Iglesias".

Wolff prosiguió con sus críticas a Cafiero pero al verse nuevamente interrumpido por Moreau, embistió duramente contra ella: "Cállese la boca diputada. No sea una irrespetuosa. La recuerdo a usted tirando piedras acá cuatro años atrás".

La diputada del PRO Silvia Lospennato le pidió a Massa que intervenga para poner orden en el bloque oficialista, con chicana mediante al titular del bloque oficialista Máximo Kirchner: "Le pido que intervenga ya que no tiene presidente".

Recogiendo el guante, Máximo Kirchner, pidió permiso para hablar: “Durante todo este año y el anterior cada vez que me tocó el uso de la palabra: han gritado, han insultado, han hecho todo tipo de escándalos. Veo ahora también que ustedes quieren que los escuchen. Entonces, es bueno que de aquí para delante aprendamos a escucharnos. Es un pequeño ejemplo el de hoy de que hay que saber respetarse”.

El presidente del Frente de Todos continuó con un llamado de atención a todos los legisladores: “Les pido a los integrantes de mi bloque, diputados y diputadas, quienes están de manera presencial y quienes están de manera remota, que guardemos respeto. Sepamos escuchar. Y esperamos, y esperamos, la misma actitud posterior a medida que avance el debate”.

En medio de ese caos, el legislador macrista reanudó su ataque al jefe de Gabinete: "Cuando no viene, no deja de contestarnos a los diputados de la oposición, deja de contestarle a 44 millones de argentinos".

"Deje de faltarle el respeto a los argentinos. Venga cada 60 días", exigió, y terminó su alocución con una irónica sugerencia: "Anote que el 8 de septiembre es la fecha en la que tiene que volver (a Diputados)".

Más tarde, el titular del bloque del PRO, Cristian Ritondo, volvió encender el recinto con un duro discurso. "Están haciendo mierda la Argentina. No tienen plan económico, no tienen salida de la pandemia, dejan a los chicos sin colegio, se alinean con la dictadura de Venezuela y Nicaragua, se alinean con Irán", dijo.

Como fue el último orador de Juntos por el Cambio, la respuesta del jefe de Gabinete no se hizo esperar. "Todos los días trabajamos para levantar a la Argentina y eso implica no cortar a las 7 de la tarde para ver series", indicó en un tiro por elevación al expresidente Mauricio Macri quien fue muy criticado por haber confesado que en medio de la crisis económica del 2018 y 2019 concluía su jornada de trabajo a las 19 para distraerse viendo contenido audiovisual de la plataforma Netflix.

Dejá tu comentario