Verna despeja toda duda sobre su postura en el uso de reservas: "No votaré el DNU"

Política

El senador pampeano Carlos Verna finalmente rompió el silencio y confirmó que no votará el Decreto de Necesidad y Urgencia que creó el Fondo del Bicentenario para garantizar el pago de deuda externa, porque, según sostuvo, prefiere que sea aprobado por una ley.

Además, le sugirió al gobernador Oscar Jorge que si es presionado por la Casa Rosada para que apoye el Fondo del Bicentenario, denuncie a los funcionarios nacionales por "extorsión".

De esta manera, se confirma que Verna y María de los Ángeles Higonet, los dos principales legisladores que podrían inclinar la balanza para el oficialismo o para la oposición, votarán en contra del DNU.

"No votaré el DNU. Estoy convencido de que este fondo debió haberse instrumentado a través de una ley", expresó el legislador en declaraciones al diario La Reforma.

"Creemos que por ley es la única manera de resolver el uso de las reservas" del Banco Central, dijo el senador.

Además, reveló que ya le envió un proyecto de ley a la presidente Cristina de Kirchner para que se pueda analizar en el Congreso.

"Estamos cumpliendo con lo que dijimos en la plataforma electoral. En todas las tribunas manifestamos que íbamos dispuestos a poner reflexión donde había crispación y a poner diálogo donde había monólogo", sostuvo.

"Nunca fue un secreto nuestra postura por el DNU -dijo-. Ante el DNU por el cual se crea el Fondo del Bicentenario también hemos sido coherentes desde el principio. Estuvimos de acuerdo con la creación de ese fondo, como la idea primigenia del Gobierno, que apuntaba a usar las reservas del Banco Central para garantizar el pago de la deuda pública que vence en 2010", aseguró.

"El Gobierno -expresó- pensaba acceder a los mercados internacionales de crédito y, dejando como garantías las reservas, obtener mejores tasas. Finalmente el Gobierno no pudo acceder a estos préstamos por varias razones. De todos modos, seguimos apoyando la creación del fondo, más allá que ya no sea para garantizar el pago sino para pagar los títulos públicos de 2010 de la deuda con los organismos multilaterales de crédito".

Y agregó: "Por eso decimos que estamos de acuerdo con la política exterior del Gobierno, pero no con la mala praxis del Gobierno, por haber implementado el fondo a través de un DNU".

El actual legislador y ex gobernador pampeano dijo que -a su entender- no son válidos los argumentos de "urgencia" que esgrimió la Presidente.

"Estoy convencido de que este fondo debió haberse instrumentado a través de una ley. Pero se hizo a través de un DNU firmado el 4 de diciembre, a sólo cuatro días del receso del Congreso -expresó-. Si hubiera habido tanta urgencia, se tendría que haber llamado a sesiones extraordinarias para debatirlo. Por eso nosotros insistimos en que tendría que haber salido por un proyecto de ley y estamos trabajando en ese sentido".

Verna expresó, una vez más, que no serán oficialistas ni opositores: "La postura del bloque que conformamos con Higonet apunta a discutir los temas que el oficialismo no discute, o no quiere discutir, como la distribución de los ingresos entre las provincias y Nación", dijo.

También se refirió a una nota de un diario porteño, que indicó que el ministro Florencio Randazzo había iniciado presiones al gobernador Oscar Jorge.

"Yo no sé si la reunión existió o no. Pero sí tengo en claro que si un funcionario nacional, para pagarnos plata que es nuestra, le pone como condición que los legisladores nacionales voten de determinada manera, estamos frente a una extorsión lisa y llana", sostuvo.

Y agregó: "La extorsión es un delito de acción pública y el gobernador es un funcionario público que está obligado a denunciar los delitos que conoce. No tengo dudas de que si pretende extorsionar al gobernador, éste va a presentar la denuncia penal que corresponde".

El legislador confirmó que su interbloque -que integra junta a los cordobeses Luis Juez y Norma Morandini, entre otros- intentará colocará el legislador 15 en todas las comisiones del Senado, por lo que se convertirían en árbitros de las discusiones entre oficialistas y opositores.

Dejá tu comentario