29 de febrero 2004 - 00:00

Caos en Haití: Cayó Aristide pero sigue la violencia

Caos en Haití: Cayó Aristide pero sigue la violencia
El presidente de haitiano Jean Bertrand Aristide, amenazado por una rebelión armada y bajo la presión internacional, abandonó su país este domingo muy temprano, al parecer con destino a República Dominicana.

"La oposición haitiana acepta el plan de solución a la crisis propuesto por la comunidad internacional, que prevé el envío de una fuerza de seguridad al país, y exhorta a los partidarios del ex presidente Jean Bertrand Aristide a mantener la calma, dijo este domingo uno de sus líderes, Evans Paul.

"Habiendo partido Aristide, es el momento de cooperar con la comunidad internacional que nos ayudó a sacar del país" al presidente, declaró Evans Paul.

La oposición había rechazado a comienzos de la semana el plan de solución a la crisis propuesto por Estados Unidos, Francia, Canadá, la Organización de Estados Americanos y el Caricom (Comunidad de los países del Caribe) porque preveía la permanencia de Aristide en el poder.

Los líderes opositores también habían declarado que se negaban al envío de una fuerza de seguridad a Haití, pues reforzaría a Aristide en la presidencia.

Tras la renuncia del presidente, que abandonó el país este domingo, Evans Paul también llamó a los "chimÞres" -partidarios armados de Aristide- a deponer las armas, y a la policía a mantener el orden en Haití.

"ChimÞres, los queremos ayudar. Detengan la violencia, depongan las armas si no quieren que ocurran desgracias", dijo en mensajes en creole difundidos por la radio.

"Llamo a la Policía, particularmente a los Cimo (compañía antimotines de la Policía) para que tome medidas especiales de seguridad, particularmente en relación con las radios, comercios y barrios que fueron tomados como objetivos" por los chimÞres.

El país está en sus manos", agregó, en alusión a la policía. "Aristide se ha ido, es un día de alivio".

Al menos cuatro personas fueron muertas a balazos el domingo en Puerto Príncipe, según reportaron periodistas.

Los cadáveres aparecieron en el barrio de Lalue, no lejos del centro de la capital haitiana.

En la tarde continuaba la violencia y los saqueos, aunque con menor intensidad.

Dejá tu comentario