Una escapada detox disfrutar del otro lado del charco

Secciones Especiales

Visitar el Carmelo Resort & Spa (de la cadena Hyatt) es darse una vuelta por el paraíso. Se trata de un complejo de pintorescos edificios dotados de un exquisito tipo constructivo que se asemeja a los mejores exponentes del sudeste asiático.

Ubicado entre la orilla del imponente río Uruguay y un frondoso bosque de pinos y eucaliptus, el Carmelo Resort & Spa ofrece todos los servicios para una desintoxicación total. Entre los tantos puntos altos para disfrutar la estadía se encuentra el Restaurant Pura, hábilmente regenteado por el Executive Chef, Julio García Moreno.

Vendimia 2020

Durante el fin de semana del 7 al 9 de febrero, el Hotel y la Bodega Narbona organizaron Vendimia Carmelo 2020, un evento maravilloso en el que se combinaron buena gastronomía, vinos y las labores típicas de una vendimia de manera lúdica y descontracturada.

En esta oportunidad, Pura le abrió las puertas al experimentado chef francés Thierry Buffeteau, a cargo de la cocina del Hyatt de San Pablo, y juntos presentaron la Cena de Gala Vendimia Carmelo 2020, con un muy buen menú de 4 pasos con el que se dio comienzo al week end.

1.jpg

Para comenzar, tres tipos de panes: de campo, obviamente de uvas y unos fabulosos crackers de semillas que acompañaban un muy buen paté de cerdo. Rápidamente seguía el aperitivo, que consistió en un creativo bombón de coliflor caramelizado con chutney de cebollas. Presentado sobre un colchón de hielos y berros, generó un gran impacto visual y sensorial en los comensales.

El primer plato era un estupendo consomé frío de langostinos marinados en lima, calamar, perla de tapiocas y manzana verde, coulis de hierbas, flores y brotes. Magnífico plato que representaba la fusión de todos los lugares del mundo donde Buffeteau trabajó. Para alcanzar la perfección, sobraron los calamares y faltó un toque de temperatura a los langostinos.

El plato principal fue un espectacular lomo de cordero envuelto en hojas de parra, gratín de calabazas y una extraordinaria farofa de aceitunas. Se acompañaba incomprensiblemente con una palet (una suerte de morcilla) de paleta braseada al vino tinto y verduras. Demasiado comida a través de los diferentes pasos como para también tener que degustar un side de semejante tamaño.

1.jpg

El postre, anunciado como Texturas de chocolate, ciruelas y uvas, tuvo demasiados elementos, resultó por demás empalagoso y sin ningún tipo de contrastes.

Se sirvieron dos vinos de Narbona: el sauvignon blanc y el infaltable tannat reserva para maridar los cuatro pasos de la noche.

La atención resultó impecable con el toque de distinción que sólo los uruguayos son capaces de brindar.

Por su parte, la ambientación del restaurante acompaña perfectamente el espíritu del sudeste asiático del resto del hotel con singular calidez.

8,5 puntos

Fecha de visita: 6/2/20.

Head chef: Julio García Moreno.

Valor menú 4 pasos: u$s70 + IVA.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario