Diputados: Frente de Todos impulsa proyecto para modificar el reglamento y habilitar sesiones virtuales 

La iniciativa de la diputada entrerriana Mayda Cresto propone modificar el artículo 14 del reglamento de modo tal que "cuando la Cámara se encontrase imposibilitada de realizar sesiones presenciales, las mismas se llevarán a cabo de manera telemática". Además, presentó una segunda iniciativa para acotar las sesiones entre las 12 y las 23 y limitar el número de oradores.

El Frente de Todos presentó este martes un proyecto de ley para modificar el reglamento de la Cámara de Diputados de modo tal que se puedan habilitar sesiones remotas por razones de "fuerza mayor" sin necesidad de discutir un protocolo de funcionamiento como sucede hasta ahora.

De esta forma, el oficialismo mete presión y pone en riesgo la tregua que había alcanzado con el interbloque Juntos por el Cambio, fuerza opositora que había llegado al punto de desconocer una sesión virtual, por la caducidad del protocolo.

Hasta ahora, los diputados venían acordando un apartamiento de reglamento para que entrara en vigencia un protocolo de funcionamiento que se renovaba cada 30 o 60 días. Juntos por el Cambio reclama que proyectos en los que contraponen una mirada diferente a la del oficialismo como la del impuesto a las grandes fortunas o el Presupuesto 2021 sean tratados en sesiones mayoritariamente presenciales.

En principio, el Frente de Todos había aceptado estos términos para evitar una nueva escalada de tensiones, pero el nuevo proyecto de la legisladora entrerriana Mayda Cresto propone en cambio, modificar el artículo 14 del reglamento de modo tal que "cuando la Cámara se encontrase imposibilitada de realizar sesiones presenciales, las mismas se llevarán a cabo de manera telemática".

Dichas sesiones telemáticas "por fuerza mayor deberán ser declaradas por resolución de la comisión de Labor parlamentaria "con el voto de la mayoría de los presidentes de bloque que representen la mayoría más uno de la totalidad de los miembros de la cámara".

El criterio de mayoría simple es explicitado para echar por tierra cualquier otra interpretación de la palabra "consenso", que en el caso de Juntos por el Cambio equivalía a unanimidad en el voto de los jefes de bloque. "La presidencia proporcionará la plataforma de conexión, que permitirá continuar con total normalidad su funcionamiento", agrega el texto.

Al igual que con las sesiones, se propone que las comisiones que no puedan realizarse de forma presencial por "situaciones de fuerza mayor" puedan reunirse "de manera telemática con la previa autorización de la presidencia del cuerpo", a solicitud del presidente de la comisión respectiva al presidente de la Cámara baja.

En tanto, la diputada presentó una segunda iniciativa que propone acotar las sesiones entre las 12 y las 23, para poner fin a las deliberaciones de madrugada, y reducir los tiempos de exposición de los oradores en el recinto (virtual y presencial).

En cuanto a los tiempos de las exposiciones se mantienen los 20 minutos de cada miembro informante de los dictámenes de mayoría y minoría, así como y el autor del proyecto, pero se reducen los tiempos del resto de acuerdo a la cantidad de miembros que tenga cada bloque.

Así, los bloques que tengan entre 1 y 10 diputados tendrán 8 minutos, y aquellos que tengan entre 11 y 20 integrantes dispondrán de 12 minutos. Si el bloque posee entre 21 a 30 diputados, podrá utilizar hasta 15 minutos y si cuenta con más de 31 diputados, tendrá a disposición hasta 20 minutos. Para todos los demás que pidan la palabra, tendrán 7 minutos de exposición.

Por otra parte, en las sesiones ordinarias los homenajes deberán hacerse al final y no al principio como ocurre en la actualidad, y se establece un máximo de tres oradores por cada uno de esos homenajes.

Por último, la enmienda del reglamento propuesta indica que la designación de autoridades deberá respetar el principio de paridad de género.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario