Penan a despechados que difundan videos sexuales de exparejas

Tecnología

La llamada "Revancha porno", la publicación de imágenes o vídeos comprometedores por Internet de exparejas o amigos, se convirtió en un nuevo delito criminal en Inglaterra y Gales.

La nueva ley recibió la aprobación de la reina Isabel II y aquellos que sean hallados culpables de ese delito podrán enfrentar penas de hasta dos años en prisión.

La legislación cubre la publicación de imágenes y vídeos comprometedores en las redes sociales, incluidas Facebook y Twitter, como también aquellos enviados a través de los teléfonos celulares.

Tanto Escocia como Irlanda del Norte estudian implementar también la misma ley.

El nuevo delito en Inglaterra y Gales tipifica a la "revancha porno" como aquellas "fotografías o vídeos publicados sin autorización que muestran a personas en actividades sexuales o en posiciones sexuales comprometedores con sus genitales expuestos, donde lo que se muestra no sería normalmente exhibido en público".

Cubre imágenes y vídeos compartidos online sin el permiso de la persona y con la intención de perjudicarlo.

La distribución física de esas imágenes o vídeos también se incluye como parte del delito.

Las imágenes que se publican son en su mayoría pornográficas o cuanto menos embarazosas para las personas que aparecen en ellas.

Las víctimas de la "revancha porno" han tenido muchas dificultades para quitar esas imágenes del Internet.

Muchos de los sitios donde las imágenes o vídeos son publicados están fuera de la jurisdicción del Reino Unido, y los pedidos legales para quitar esos contenidos son muchas veces ignorados.

En algunos casos, pedir que se retiren esas imágenes o vídeos resulta en que se ponga más atención en esos materiales.

De acuerdo a información de ocho fuerzas policiales en Inglaterra y Gales que mantienen esos récords, hubo 149 denuncias de "revancha porno" hechas entre el 1 de enero de 2012 y el 1 de julio de 2014.

La mayoría de las víctimas eran mujeres. Y en seis casos la Policía tuvo que intervenir.

Debido a que no existía hasta ahora una legislación que tipificara esas acciones como un delito, muchas víctimas habían tratado de utilizar la ley de propiedad intelectual y de derecho de autor para pedir que se retiraran de circulación esas imágenes, ya que en su mayoría se trataban de fotos o vídeos "selfies", es decir, tomadas por ellos mismos.

La exministra de Cultura la conservadora Maria Miller afirmóa la radio 4 que era hora que se modificara la ley.

"Al tipificar ahora ese delito, el gobierno le dio a las mujeres jóvenes la oportunidad de protegerse de los abusadores", declaró la ex funcionaria.

"Cuando uno habla con las víctimas de estos delitos, muchas dicen que se sienten como violadas. No podemos subestimar el impacto que puede tener una imagen comprometedora distribuida por todo el mundo", agregó.

En ese sentido, Barbora Bukovska, de la entidad Article 19, que defiende la libertad de expresión, dijo que la nueva legislación no resolverá el problema de fondo.

"No había necesidad de crear una nueva ley ya que existen suficientes legislaciones que prohiben este tipo de conductas en el país", aclaró la activista.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario