Economía

Una decisión adelantada al FMI que completa batería de medidas

El gobierno informó al FMI sobre las medidas antes de lanzar el DNU. El organismo emitió un comunicado. Esperan reacción del mercado.

La decisión de establecer restricciones a la compra de dólares para personas humanas y jurídicas y la obligación que liquidar divisas en plazos cortos para exportadores que fueron lanzadas este domingo por el Gobierno a través de un DNU fueron adelantadas horas antes al FMI, según confiaron fuentes oficiales.

El Fondo sigue de cerca el día a día de la actualidad de Argentina, y no solo por el próximo desembolso de u$s 5.400 millones -que aún no tiene fecha pero se espera para octubre-, sino también por las medidas lanzadas la semana pasada por el Gobierno sobre el reperfilamiento de deudas a corto plazo y con los vencimientos con el organismo.

Hace una semana estaba la misión del FMI en Argentina encabeza por el economista Roberto Cardarelli y el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner que mantuvo reuniones con Alberto Fernández por parte de la oposición y dos con el Gobierno para analizar el contexto y según se pudo saber en la última le adelantaron las medidas del reperfilamiento.

Este domingo antes de la publicación del DNU también se mantuvo contacto con Washington para adelantar nueva batería de medidas que para el Gobierno completan las medidas de la semana pasada y esperan con esto se cierre el “conjunto de medidas en este contexto de incertidumbre y volatilidad”.

Tras la publicación del decreto, el FMI emitió una declaración en donde explica que “el personal del FMI está analizando los detalles de las medidas”, que seguirán en “estrecho contacto” con el Gobierno y que el ente de crédito internacional estará “al lado de la Argentina durante estos tiempos desafiantes”.

Las medidas que se tomaron este domingo, que estaban en carpeta hace una semana, se lanzaron tras la pérdida de casi u$s 13.000 millones de reservas sólo en agosto, una aceleración en los retiros de depósitos y en un contexto de enfrentamiento con la oposición; sumaron más incertidumbre política a la que reina desde las PASO, hace tres semanas.

En el Gobierno reconocen que hay dificultad para construir consensos y que no es común que haya tanta volatilidad entre las elecciones. “Tenemos bastantes reservas, pero explicitamos qué vamos a hacer”, sostuvieron para justificar las medidas.

En definitiva, el DNU faculta al Banco Central para instrumentar medidas tendientes a asegurar el abastecimiento de dólares a empresas y ahorristas. Además del límite de u$s 10.000 para la compra de dólares para personas físicas, las exportadoras deberán liquidar las divisas producto de sus ventas en el país y que todas las compañías, no solo los bancos, tendrán que pedir autorización a la entidad monetaria para girar divisas al exterior.

En medios del Gobierno sostienen que las medidas apuntan directamente a limitar la posibilidad de especular en el mercado cambiario y que las empresas no compren para atesorar. “Son límites a la dolarización de los portafolios para personas jurídicas y humanas”, resumieron.

Habrá que ver qué pasa en el mercado este lunes, desde el oficialismo sostienen que estas medidas brindarán aún más liquidez y con ello podrán realizar intervenciones más sólidas. Por lo pronto, el dólar el viernes cerró a $62,04 y se espera un volumen bajo producto del feriado en EEUU.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario