Cómo entrenan el cerebro de los competidores de videojuegos

Los equipos buscan cada vez más optimizar el aspecto cognitivo, primordial en un campo en el que cada milisegundo tiene su importancia y donde las competiciones ponen en juego varios millones de dólares.

Para mejorar la performance a la hora de jugar un videojuego ya no basta con practicar durante horas: para que un jugador sea competitivo en los eSports es clave pensar en el desarrollo de su cerebro, subrayaron desde el Team Liquid, uno de los equipos más importantes de esa disciplina.

El sector ha experimentado una rápida profesionalización, con equipos y competiciones que generan varios millones de dólares y con jugadores que llevan una forma de vida ejemplar, alejadas de los excesos. Los equipos buscan cada vez más optimizar el aspecto cognitivo, primordial en un campo en el que cada milisegundo tiene su importancia.

En el centro de entrenamiento de Team Liquid en Utrecht (Holanda), el preparador David Tillberg-Persson mira concentrado a la pantalla. Con ayuda del teclado debe reconocer formas y "atrapar" puntos rojos. Anticiparse, ver, reaccionar. Cada vez más rápido.

Tillberg-Persson, alias 'Fuzzface', es un exjugador sueco de 28 años que se ha prestado a un test de un nuevo programa de entrenamiento, antes de que sea puesto a disposición de los equipos del Team Liquid que participan en las principales ligas profesionales de los eSports, las competiciones de videojuegos.

"Creemos que The Pro Lab generará sensación en la industria del eSport y más allá", afirmó el holandés Victor Goossens, fundador y uno de los dirigentes del Team Liquid.

videojuegos (2).jpg

"The Pro Lab es un espacio de entrenamiento único en su género, apoyado por la ciencia del eSport y que cambia fundamentalmente no solo la manera en la que los deportistas se entrenan, sino también la manera en la que crecen y evolucionan en la industria", explicó el equipo.

Los jugadores del Team Liquid, jóvenes que viven en diferentes lugares del mundo, van a someterse a test cognitivos y a juegos relativamente sencillos, y los resultados serán luego analizados para detectar posibles lagunas y constatar sus cualidades. Los test están clasificados en cuatro categorías principales: atención, memoria, control y anticipación.

"Tratamos de utilizar la tecnología y los datos para hacer que el entrenamiento sea más eficaz que el que conocemos, que estar detrás de un PC durante ocho horas" jugando partidas y analizándolas con un 'coach', explica Brittany Lattanzio, directora deportiva en Team Liquid.

El objetivo es determinar actividades de entrenamiento para cada jugador, con la misión de mejorar la concentración, la velocidad de reacción o la memoria.

Dejá tu comentario