La cuarentena, un alivio para el planeta

Ambito BIZ

El freno que generó la pandemia en todas las industrias fue la excusa para que la tierra vuelva a respirar. Para los ecologistas es una oportunidad para cuestionarnos cómo vivimos y buscar hábitos que mejoren el ecosistema.

La pandemia del coronavirus llegó para ponerle un freno al funcionamiento de la tierra y un respiro al planeta. La cuarentena, que para muchas industrias se traduce en un grave efecto económico, generó un cambio en la flora, la fauna y hasta en el aire que respiran las personas.

Pero este nuevo escenario se da en medio de una crisis climática y ecológica sin precedentes. “Si la temperatura promedio del planeta aumenta dos grados por arriba de los niveles pre-industriales, tendríamos una pérdida de biodiversidad catastrófica, eso se traduce en menos cantidad de alimentos, menos economía. Los corales que albergan más del 30% de la vida marina estarían en un 99% en vías de desaparecer. Eso solo ocurre con dos grados más y estamos en caminos a eso. Es el escenario más probable al que nos estamos dirigiendo”, detalló Máximo Mazzocco, fundador de Eco House y Co fundador de la Alianza por El Clima.

En este escenario preocupante, el freno que trajo el coronavirus, fue sin lugar a dudas un respiro para la tierra. “Si el ser humano le pone un freno de mano a toda su actividad, que por ejemplo se ve sobre todo en la cantidad de autos que hay circulando. la naturaleza resurge, es así de simple...”, resumió Mazzocco. “Súbitamente millones de personas se vieron confinadas a sus hogares y cesaron de agredir la tierra y el mundo natural que en la tierra habita. Entonces comenzaron los avistajes de animales inusuales en sitios extravagantes. Un gato montés husmeando a través de una ventana en Bariloche. Un puma recorriendo las calles de Santiago, en Chile. Jabalíes y ciervos ganando las calles de pueblos y ciudades en Europa y Asia”, indicó el biólogo Emiliano Donadio de la Fundación Rewilding Argentina.

La fauna silvestre ganó las calles con rapidez, pero los investigadores anticipan que esta invasión pacífica terminará cuando los humanos vuelvan reactivar el mundo. “El parate de los aviones y del transporte es muy importante. Son las principales fuentes de gases de efecto invernadero, el parate efímero es positivo, pero el efecto revote que vendrá después es lo que nos preocupa”, agregó Mazzocco.

“El puma y el gato montés retornarán a sus hábitats usuales y observarlos volverá a ser exclusividad de unos pocos afortunados. Pero el final de esta historia puede ser diferente. Podemos implementar políticas dirigidas a restaurar nuestra fauna nativa en regiones donde ha desaparecido. Y que los animales silvestres regresen en número suficiente para que puedan cumplir su rol ecológico, al mismo tiempo que se incrementa la probabilidad observarlos en su medio natural. Estas políticas son posibles utilizando técnicas audaces e innovadoras a la hora de restaurar y conservar nuestra fauna nativa”, cuestionó Donadio.

Reflexión

Según los especialistas en la Argentina se redujeron los gases de efecto invernadero casi a la mitad en el último mes. “Nunca tenemos tiempo de pensar, por las actividades del día a día. No tenemos tiempo para poner un freno, pero ese freno hoy se puso solo y empezamos a ver las consecuencias positivas y empezamos a sentir el aire más limpio y es el momento de empezar a cuestionarse cómo podemos vivir rodeados de contaminación”, se preguntó Mazzocco.

Los cambios empiezan desde el hogar. Desde usar botellas de vidrio y así evitar el plástico, dividir la basura en reciclable o hasta generar compost para las plantas de nuestra casa. “Ese click está llegando, nos están escribiendo muchas personas para hacer hábitos sostenibles desde el hogar. Es un antes y después lo que estamos viviendo. Este sistema ya era insostenible. Necesitamos un cambio de paradigma y evolucionar”, agregó el especialista Mazzocco. El coronavirus puede ser la oportunidad para empezar a cambiar, desde pequeños hábitos el planeta.

“Si nosotros no cambiamos a partir de todo esto, es decir que el sacrificio fue en vano. Hay que plantearse cómo queremos seguir, puede haber una pandemia dentro de poco si la temperatura puede seguir aumentando. Es una oportunidad para que la gente tome conciencia. Es ahora o nunca”, concluyó.

BIZ COMPLETO 29-4.pdf

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario