Upskilling y reskilling: por qué son claves en la gestión del talento

Ambito BIZ

El mercado laboral está experimentando cambios de gran escala que en su mayoría están relacionados con la revolución digital. Opinan especialistas.

En medio de la coyuntura de la pandemia, el comercio electrónico se convirtió en el protagonista, ya que fue una gran alternativa para que los usuarios puedan adquirir productos de forma online y segura, quedándose en sus hogares. Pero además fue la opción que se le presentó a las empresas para continuar comercializando sus productos y servicios aunque sus comercios físicos estén cerrados por las restricciones existentes. El comercio electrónico en Argentina creció durante 2020 un 124% respecto al año anterior y registró una facturación de $905.143 millones de pesos.

El ecommerce, protagonista

De cara a la pandemia que todavía continúa, gran parte de la reconstrucción de la economía será digital, el ecommerce continuará creciendo en el país y volviéndose uno de los motores más relevantes de la economía del país. Para lograrlo, la industria digital tiene doble responsabilidad: mantener el crecimiento y ofrecer a las pymes y emprendedores la oportunidad de recuperarse económicamente a través de la venta online.

Ésta sin duda es una de las industrias más dinámicas y en crecimiento de los últimos tiempos y requiere de profesionales que la acompañen. Los mercados laborales están experimentando cambios de gran escala que en su mayoría están relacionados con la revolución digital, y por un lado requieren la formación a corto plazo de líderes capaces de llevar adelante equipos de trabajo remoto o mixtos (oficina y remoto), multidisciplinarios y multipaís; y en segundo lugar la adquisición de colaboradores que cuenten no solo con habilidades técnicas asociadas a las nuevas tecnologías, sino también soft skills de habilidades llamadas “blandas”: habilidades de relación, habilidades conductuales e inteligencia emocional en su vida diaria.

“Para mi, la principal característica de un buen líder es que tenga una escucha activa, que sepa escuchar y entender cuáles son las necesidades de sus colegas de equipo, cómo elevar los requerimientos de mayor urgencia internamente y establecer prioridades más aún en un contexto pleno de trabajo remoto en la cual el intercambio humano es limitado. Sólo de esta forma podrá marcar el norte y hacer extensivo los intereses de la organización en la que se involucra”, afirma Valeria Rodríguez, Directora de Lyra Argentina.

“El pensamiento crítico y la resolución de problemas”, por ejemplo, se encuentran entre las habilidades que los profesionales deberán tener en los próximos años, destaca el informe Future of Employment, del Foro Económico Mundial. “El desarrollo del capital humano es clave. Ésta es la era del professional centric, donde las soft y hard skills te tornan fundamentales para el éxito del negocio. Son necesarias iniciativas de programas de mentoring hacia afuera y adentro de la compañía, para trabajar y fomentar el cambio de mindset que necesita el new retail online”, sostiene Marcos Pueyrredon, Presidente del eCommerce Institute y Global Executive SVP de VTEX.

Más y mejores oportunidades

El foco de los países debe estar en cerrar cuanto antes esta brecha de competencias digitales y ayudar así al crecimiento social y económico en general para generar más y mejores oportunidades de desarrollo profesional para las personas. Por eso, la combinación del reskilling de los profesionales asociado a la digitalización no alcanza, sino que las empresas y los profesionales deben invertir una “capacitación adicional”, que le ayude a desempeñar de forma más efectiva las tareas.

Según un reciente estudio de Michael Page, el 52% de las empresas está invirtiendo en capacitaciones periódicas para mejorar las capacidades técnicas y blandas de sus colaboradores. Al respecto, Damián Navarro, gerente de Negocio de HOP, afirma: “El skill fundamental que debe tener un líder en esta nueva era es la resiliencia para llevar adelante el trabajo de equipos multidisciplinarios a distancia, en entornos que se transforman cada día en más Volátiles, Inciertos, Complejos y Ambiguos (VICA). Esta se le suma a los skills que todo líder debería tener como, por ejemplo, ser un educador incluso más que un administrador, tener visión de negocio y una clara comunicación, saber delegar y empoderar a sus equipos. Y en la industria digital también requerimos ciertos conocimientos técnicos que son vitales para liderar un negocio”.

Marisa Piñeiro, gerente de Recursos Humanos en E3, enumera las principales habilidades que se requieren en los profesionales que desean o buscan desarrollarse en la industria digital:

Liderazgo y autogestión

Constantemente nos enfrentamos a retos de diferente tipo, tanto de índole de coordinación de grupo como de retos técnicos. Si no estamos preparados para enfrentar estos cambios, fácilmente puede aparecer frustración personal que disminuye la performance y, adicionalmente, influye en la gestión y el clima en los equipos de trabajo.

Pensamiento crítico

Resulta extremadamente valorado contar con la capacidad de resolver diferentes tipos de problemas. Encontrar y confrontar puntos de vista es una habilidad que también se relaciona con el liderazgo y la inteligencia emocional. También será un buen camino para encontrar soluciones creativas a los retos que se presentan en el entorno laboral.

Empatía

Una de las claves en todas las relaciones humanas y, como parte de ellas, de las relaciones laborales, consiste en ponerse en los zapatos del otro. Conocer cuáles son sus necesidades, gustos o qué problemas debe resolver nos darán pistas para crear nuevos productos o servicios en una sociedad cambiante y que vive diferentes contextos y realidades.

Trabajo en equipo y colaborativo

Escuchar ideas y pensamientos diferentes al propio será una habilidad fundamental en los trabajos que requieren las Industrias 4.0. Muchas veces, trabajar frente a una notebook toda una jornada puede aislar a las personas. Pero, ¿qué sucede cuándo se involucran las ideas de todo un equipo? ¡Allí es donde aparecen los resultados esperados!

Creatividad

Pensar creativamente, ser original y espontáneo es algo que se les facilita a muchas personas. Y, de cara a los empleos que se requieren en la Cuarta Revolución Industrial, tener la capacidad de innovar, desarrollar, implementar y comunicar nuevas ideas es un factor que marca la diferencia.

Comunicación efectiva

Iluminarse y que una idea brillante aparezca puede suceder en cualquier momento. ¿Pero, qué pasa si queremos desarrollarla? Siempre será importante tener esa capacidad para defender nuevos proyectos. Comprometerse con una meta e involucrar un equipo de trabajo puede marcar la diferencia entre humanos y máquinas. Éste resulta un gran desafío que, muchas veces, resulta minimizado.

Según la vocera, las nuevas habilidades que se deben entrenar son la flexibilidad, resolución de problemas, interculturalidad y autonomía.

Sabemos que los entornos de trabajo cambian constantemente y a una velocidad impensada. La innovación tecnológica reclama flexibilidad y una adaptación continua por parte de las empresas y los profesionales, que no solo deberán adaptarse sino cambiar su mindset hacia un entorno dinámico, donde la empresa verá condicionado su crecimiento al talento humano. “Creo que al final del día lo único constante es el cambio. Cualquier colaborador dentro de una organización hoy día tiene que estar lo suficientemente preparado para adaptarse rápidamente a un nuevo enfoque. Permanecer en un estadío o en un paradigma poco flexible no ayuda a fluir el aprendizaje acelerado que cualquier industria hoy debe estar viviendo, incluso y aún más en aquellas en las cuales el desarrollo principal es de base tecnológica”, suma Valeria Rodriguez.

La industria digital no solo abarca el mundo del eCommerce, sino también otros ámbitos como la publicidad. En el reciente playbook publicado por la MMA, “CMO UNPLAYBOOK”, se pueden revisar las tendencias relacionadas con el universo de líderes de marketing y en línea con lo expresado más arriba, frente al desafío de la digitalización acelerada, los líderes de marketing están experimentando una nueva etapa marcada principalmente por un mayor involucramiento con la tecnología.

No solo nacieron nuevas tecnologías, sino nuevas maneras de percibir el mundo que impulsan un cambio profundo, no solo en las economías sino también en las sociedades. Por eso es tan importante que las empresas hagan match con el talento que contratan, tanto para el propio desarrollo como el del profesional. “Una vez cubiertos los skills profesionales para la posición que estamos buscando, me resulta más interesante enfocarme en conocer a la persona que hay detrás del profesional. Entendiendo que es una persona con la que el equipo y yo vamos a compartir mucho tiempo de trabajo, es importante asegurarse que hará fit con la organización”, cierra Navarro.

Esta nueva realidad dinámica se caracteriza por un internet mucho más móvil y más mundial, por las nuevas tecnologías, por la inteligencia artificial y big data. Ésta es una nueva revolución que requiere una transición de competencias no solo hacia lo digital sino hacia lo emocional, aún más compleja que en años anteriores. Surgirán nuevas formas de trabajo que requerirán nuevos perfiles profesionales y debemos estar preparados y abiertos al aprendizaje continuo.

Dejá tu comentario