El rol de la energía nuclear en la transición energética

Ambito BIZ

Directores de la firma Nucleoeléctrica destacaron que se trata de una "energía limpia" y analizaron los proyectos para modernizar Atucha I y construir Atucha III.

En una nueva edición del ciclo Ámbito Debate, referentes del sector debatieron sobre la energía nuclear, su rol en la transición energética y los proyectos ampliar la capacidad instalada con la construcción de una nueva central. Al respecto, disertaron Isidro Baschar y Alejandro Estévez, directores de Nucleoeléctrica S.A., empresa que opera las centrales nucleares de Embalse y Atucha I y II.

Al repasar el papel que juega actualmente la energía nuclear en la matriz energética, Estévez señaló: “Representa el 4,5% de la capacidad instalada que tiene el sistema eléctrico argentino. Es alrededor del 8% de la energía eléctrica que se consume en el país. Es energía permanente, que no se corta. Es una de las grandes ventajas de la energía nuclear, excepto cuando hay que hacer una parada programada”.

BLOQUE 62.jpg
“Pensando en la transición energética, pensando en la importancia de exportar gas, no estaría mal complementar la transición energética de la mano de la energía nuclear, que puede ser complementario con las renovables. La palabra no es competencia, es complementar

“Pensando en la transición energética, pensando en la importancia de exportar gas, no estaría mal complementar la transición energética de la mano de la energía nuclear, que puede ser complementario con las renovables. La palabra no es competencia, es complementar", aseguró Baschar.

Somos una energía limpia, porque mediante la utilización del uranio, generamos energía sin emitir gas de efecto invernadero. Producto del alto factor de carga y disponibilidad, nos permite estar en condiciones de generar energía sin depender del clima”, explicó por su parte Baschar, quien agregó: “Pensando en la transición energética, pensando en la importancia de exportar gas, no estaría mal complementar la transición energética de la mano de la energía nuclear, que puede ser complementario con las renovables. La palabra no es competencia, es complementar. Es trabajar sobre áreas que todavía están en desarrollo, como las renovables. Es qué hacer cuando no tenemos viento o sol suficiente para producir energía”.

isidro.mp4

Los especialistas también hicieron mención al tabú que rodea a la energía nuclear, vinculado principalmente con cuestiones de seguridad. Al respecto, Estévez señaló: “Hay un mensaje común en que la seguridad es lo primero para la industria. Para la tranquilidad de todo el mundo, la energía nuclear es una energía muy regulada en todo el mundo. No solo de manera interna, sino que también de manera internacional. Se revisa la seguridad de manera casi permanente”.

Es por esos requerimientos que la pandemia supuso un desafío extra para las centrales nucleares, tal como contó Baschar: “Fue un trabajo que nuestro personal emprendió de una manera importante, porque los condicionamientos nos obligaron a adaptar a la organización para continuar operando de forma segura. En pandemia hicimos paradas para mantenimiento, además de generar niveles récord de energía, el esfuerzo de los trabajadores fue enorme. Efectivamente, hemos logrado superar lo más duro de la pandemia de una manera eficiente y sin comprometer el suministro energético”.

BLOQUE 61.jpg
“El proyecto de Atucha III es de u$s8.500 millones equivalentes. Es un proyecto contempla 1.200 megawatt instalados, es un proyecto que se construirá en 8 años

“El proyecto de Atucha III es de u$s8.500 millones equivalentes. Es un proyecto contempla 1.200 megawatt instalados, es un proyecto que se construirá en 8 años", contó Estévez.

Estévez hizo mención, también, a los trabajos que se realizarán en Atucha I para extender la vida útil de la central nuclear: “El trabajo propiamente dicho comenzará en 2024, durará dos años, en el cual se van a hacer cambios en la central, para modernizarla. Hay que parar la central. Y después vamos a tener 20 años más de operación a plena potencia, de una central que se inauguró en el 74. En cuanto al costo, hablamos de u$s450 millones, y vamos a generar energía eléctrica por los próximos veinte años: con lo cual, el costo de la inversión representa menos del 20% de lo que va a generar”.

“No estamos haciendo otra cosa que no estén haciendo otros países del mundo. Hoy no existe una inversión más rentable, comparada con otras fuentes de energía, que extenderle la vida útil a las centrales nucleares en funcionamiento. Hay una oportunidad de mantener y sostener esta capacidad instalada, que va a ser fundamental en el marco de la transición energética”, agregó Baschar.

alejandro.mp4

Finalmente, los directores de Nucleoeléctrica hicieron mención al proyecto para construir Atucha III. “Hoy hay 441 centrales nucleares funcionando en el mundo y 53 en construcción. De esas 53, 15 se están construyendo en China, que es nuestro principal socio para construir Atucha III”, sostuvo Baschar.

“El proyecto de Atucha III es de u$s8.500 millones equivalentes. Es un proyecto contempla 1.200 megawatt instalados, es un proyecto que se construirá en 8 años. Respecto del financiamiento, lo va a dar China: hoy en día estamos hablamos del 85% del total y estamos haciendo esfuerzos para que el financiamiento sea del 100%”, agregó Estévez.

Dejá tu comentario