Empresarios optimistas por la economía y preocupados por la inseguridad

Ambito BIZ

No es novedad, pero la tradicional encuesta de IDEA ratifica la sensación que se percibe en los pasillos de este Coloquio: 65% de los empresarios considera que la economía superó las expectativas lo que lleva el optimismo de los empresarios a valores que no se veían una década y media.

En el sondeo entre casi 200 ejecutivos, 8 de cada 10 hombres de negocios entiende inclusive que el primer semestre de 2017 la marcha de la economía va a mejorar. "Hay una desaceleración de la inflación y la gente va teniendo confianza, tema fundamental para el crecimiento", es una de las frases de los empresarios que explica tanto entusiasmo.

Quienes hacen esta evaluación ponderan entre otras cuestiones del actual Gobierno que haya encarado políticas de largo plazo, el impulso al agro, la generación de confianza, la libertad comercial, el levantamiento del cepo cambiario y el reingreso de la Argentina al mundo. Y a la hora de poner la mirada sobre el año próximo esperan que en los seis meses siguientes se plasme una recuperación de la economía, sin dejar de lado una serie de ajustes que aun queden pendientes.

Sin embargo, la realidad, que va más allá de los temas de negocios, se coló con fuerza en la encuesta: el 74% considero que uno de los temas que más le preocupa en su vida cotidiana es la inseguridad y muy lejos con un 18% la inflación /situación económica.


Dos datos interesantes tienen que ver con las inversiones y el empleo, temas centrales del Coloquio. Según el relevamiento, 57% de los encuestados considera aumentar su nivel de inversiones, algo que ya comenzaba a vislumbrarse a fin del año pasado, mientras que 45% entiende que durante 2017 va a incorporar mano de obra.

Siguiendo las perspectivas anteriores, gran parte de los empresarios se mantienen optimistas respecto de los resultados futuros de sus empresas y consideran que mejorar su rentabilidad. Por ello, 48% cree que durante el próximo año aumentarán sus exportaciones y 8 de cada 10 cree que venderá más.

Este optimismo se ve reflejado en cómo evalúan al gobierno, al cual le adjudican las siguientes virtudes: eliminación del cepo concentró el 55% de las respuestas; 33% la apertura al mundo; 28% mayor dialogo; 22% transparencia; 20% acuerdo con los holdouts y política económica. Con menores porcentajes se valora: el sinceramiento de la situación; avance de la justicia; contención de la inflación; generación de confianza, entre otros. En total, se detectaron 13 "Aciertos" contra 5 Desaciertos.

Entre los errores se considera que la instrumentación de tarifas concentró el 58% de las respuestas casi compitiendo con la comunicación (54%). Muy lejos con el 28% se encuentra el tema de Prueba y Error algo que se llevó a que Luis Secco, quien presentó junto a D' Alessio la encuesta, cuestionar este juicio de valor negativo. "No está mal es dar marcha atrás con una iniciativa incorrecta", para luego preguntarse "Cuanto costo pagamos por el dogmatismo".

La posibilidad de que la economía crezca el próximo año permitirá a los empresarios satisfacer la demanda ya que admiten que se amplió la brecha de la capacidad disponible debido a la retracción de ventas que se vio más fuertemente en la primera mitad del año.

Pese a la expectativa, a la hora de evaluar sus operaciones, admiten que se amplió la brecha de la capacidad disponible debido a la retracción de ventas que se vio más fuertemente en la primera mitad del año. Sin embargo, más de la mitad de las empresas trabajan al 70% de la capacidad instalada.

Respecto al destino de las inversiones soft el sector de la industria lo concentrará fuertemente en el desarrollo de nuevos productos, mientras que el sector de servicios lo hará en el desarrollo de tecnología. En tanto, para la inversión dura la industria aprovechara para incorporar maquinaria, mientras que desde el sector de servicios lo orientarán hacia la el reequipamiento informático.

Al ser consultados sobre cuáles son los temas centrales para sus negocios durante el próximo año, las prioridades son diferentes de acuerdo al sector. Mientras que para la industria los salarios, la obtención de crédito y la tensión sindical serán puntos centrales, el sector de servicios tendrá la mirada puesta en la atracción de personal idóneo, mejorar la tecnología y la retención de talentos.

Dejá tu comentario