Bahía Blanca: padres cruzaron a Berni por clases

Ambito Nacional

Axel Kicillof debía participar ayer por la mañana en Bahía Blanca de la entrega de 61 patrulleros. Pero, de un momento a otro, modificó los planes y postergó su visita para el jueves. La ausencia no llamó la atención. Horas antes, la Provincia confirmó lo que el nuevo DNU nacional había adelantado el viernes al ubicar a la ciudad en “alerta epidemiológica”. En consecuencia, el municipio gobernado por Héctor Gay retrocedió a la Fase 2 y hasta el 21 de mayo, no habrá clases presenciales.

La idea primaria era entregar los móviles correspondientes junto al ministro de Seguridad, Sergio Berni, quien sí se hizo presente quien fue abordado con respeto por un grupo de padres que le hicieron saber su descontento con la medida. “Soy padre y comparto con ustedes lo que significa el colegio. Todo lo que aporta yo no lo discuto. Pero tenemos que apoyar las medidas porque lo que estamos haciendo es cuidar la salud de todos”, respondió ante los reclamos.

Y agregó, siempre en el marco de un diálogo formal: “Tengo a mi mejor amigo entubado en terapia intensiva y a la mujer muerta, otro amigo tuvo un derrame cerebral y se murió ayer porque no lo pudieron atender. A mis amigos no me los devuelve nadie, la escuela después vemos si podemos tener clases”, dijo Berni.

La medida no cayó bien, especialmente porque Mar del Plata, distrito que se encontraba en una situación similar, logró mantener su ubicación en Fase 3. A sabiendas de este malestar, el gobernador evitó visitar la ciudad que el domingo por la tarde se nutrió de bocinazos y cacerolazos.

“No estamos de acuerdo con la suspensión de las clases presenciales” porque “no altera la situación epidemiológica”, sostuvo Gay.

Sin embargo, la ciudad tenía 42 de las 45 camas destinas a covid, ocupadas. Un dato que habla por sí mismo.

Dejá tu comentario