Diputados aprobó ley impositiva que alivia deudas en pandemia

Ambito Nacional

El proyecto fue girado al Senado, donde el oficialismo deberá rever algunos de los planteos de la oposición, debido a que en esa cámara no tiene mayoría como sí ocurre en la Cámara baja.

La Cámara de Diputados bonaerense aprobó ayer y giró al Senado uno de los proyectos que forman parte del Plan de Reactivación que el gobernador Axel Kicillof dio a conocer a principio de marzo durante la apertura de sesiones y que la semana pasada ingresó a la Legislatura para su análisis.

Se trata del texto que regulariza las deudas impositivas con quitas de hasta un 100 por ciento de las multas e intereses para todas aquellas empresas y particulares que vieron perjudicados sus ingresos por la pandemia.

La primera moratoria comprende deudas prejudiciales de impuestos patrimoniales vencidas durante 2020, mientras que la segunda está apuntada a los agentes de recaudación que tengan deudas provenientes de retenciones en relación con Ingreso Brutos. Ambas se complementarán con la posibilidad de rehabilitar regímenes de regularización vencidos.

Como establece en su primer artículo, se trata de una medida “extraordinaria y especial en el marco de la situación generada por la emergencia sanitaria producida por covid-19. Además, la ley establece los requisitos que deberán acreditar los deudores para acogerse a los beneficios, entre los cuales figura que las empresas que ingresen a la moratoria deben “asumir el compromiso de mantener la planta de personal denunciada por el plazo que dure la emergencia establecida por la Ley N° 15.165”.

Pese a que estaba programada para las 15, la sesión de ayer recién comenzó minutos antes de las 18 tras una larga jornada de negociación que, en lo referido a esta ley, no generó cambios y el proyecto terminó obteniendo su media sanción sin tener que modificar su letra.

Sin embargo, durante toda la tarde el oficialismo intentó ingresar en el temario del día otras de los proyectos clave para Kicillof, pero no tuvo éxito. De esta manera, el nuevo régimen de Ingresos Brutos quedó postergado al igual que la Agencia Provincial de Cannabis.

El Frente de Todos no aceptó las modificaciones propuestas desde Juntos por el Cambio y la discusión se empantanó. “No es algo por lo que debamos apurarnos. Entendemos la necesidad del gobierno, pero también notamos una suba fuerte en el impuesto a las empresas. El oficialismo sabe que para que luego pase por el Senado tiene que salir de acá con modificaciones”, le dijo a este medio un diputado opositor.

Uno de los principales focos de conflicto está en las categorías más altas del monotributo pasarían de 2,5 a 5,5 por ciento. Desde Juntos por el Cambio dejaron en claro que “no es momento de aumentar nada. Venimos de un año difícil y desde mañana (por hoy) sabemos que se va a volver a complicar”.

Ahora el oficialismo deberá rever algunas de las propuestas de la oposición en busca de la aprobación en Senado -donde no tiene mayoría- de un proyecto elemental para las alicaídas arcas de la Provincia. Se trata de un proyecto que beneficiará a cerca de un millón de monotributistas. Un golpe de efecto necesario para el bolsillo de la gente y con un claro correlato en lo electoral.

Dejá tu comentario