Grave: Chubut rumbo a un tercer año en conflicto con los docentes

Ambito Nacional

El Gobierno provincial mantiene una deuda de más de dos meses de salario con los maestros y desde los gremios ya avisaron fuertes medidas antes del inicio del ciclo lectivo. Se espera salvataje nacional.

A horas del inicio de clases en varios puntos del país, Chubut enfrenta un nuevo conflicto docente que, por el momento, no parece tener una solución inmediata y que, además, vuelve a dejar expuesto al gobernador Mariano Arcioni en medio de un año electoral.

No llama la atención que, a esta altura de la semana, el mandatario provincial no haya podido comunicarle a los gremios docentes cuándo se llevará a cabo la reunión para intentar acercar posiciones. La incertidumbre ante un nuevo paso en la relación de Arcioni con los docentes se da en el marco de una negociación tirante que tuvo su máxima expresión días atrás cuando el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, fue escrachado por manifestantes en su visita a la provincia.

La situación es compleja. La Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut (Atech) se plantó y ya informó que los docentes no se presentarán el próximo viernes en las escuelas de cara al primer paso antes del inicio del ciclo lectivo previsto para el 1 de marzo. Sostienen que hasta que no se salde el retraso salarial de dos meses, sumado a la falta de pago del segundo aguinaldo de 2020 y parte del primero “estamos en condiciones de presentar la retención de servicios”.

Pero el reclamo no termina ahí. Según ATECh, las escuelas no están preparadas para cumplir con las medidas de distanciamiento por la pandemia. “Mientras continúe la situación epidemiológica actual es imposible su inicio porque no hay forma de cumplir con el distanciamiento social ya que el contacto entre las personas es ineludible y necesario, en los nombrados niveles y modalidades”, señalaron a través de un comunicado.

La situación es de extrema gravedad si se tiene en cuenta que la Provincia carga con dos años previos en los que, primero por una disputa salarial y segundo por la pandemia, no hay presencialidad. Basta recordar que en 2019, producto de un paro que tuvo diferentes etapas (una de ellas se extendió por 17 semanas), sólo hubo 65 días de cases.

Sin dudas, ATECh se convirtió en uno de los principales problemas para Arcioni en sus tres años y medio de gestión al frente de la Provincia. Y pese a que fuentes cercanas al gobernador aseguran que “estamos trabajando para que los chicos puedan volver a integrarse al sistema de educación”, no se avizora una resolución concreta.

“Los chicos no pueden quedar siempre como rehenes de una decisión unilateral. Los esfuerzos están y seguramente podamos llegar a un acuerdo pero no se puede negociar con la educación”, le aseguró la misma fuente a este medio.

En diálogo con Ámbito, el secretario de ATECh, Santiago Goodman, sostiene que “Arcioni sólo está interesado en porotear la mega minería. Es su máximo deseo. Y los docentes volvemos a quedar relegados. No sólo con lo adeudado sino también con los sueldos congelados a enero de 2020 y con una proyección clara desde lo presupuestado para 2021 de ningún tipo de aumento”.

La puja genera un fuerte conflicto a nivel político ya que el gobernador enfrenta un año electoral sin poder solucionar varios frentes, entre ellos la educación. A diferencia de 2019, cuando gobernaba Mauricio Macri, desde el oficialismo ven factible la posibilidad de que, una vez más, el gobierno nacional salga en su ayuda. De ahí la imposibilidad de plantear un día concreto para convocar a los gremios docentes.

“La sociedad está defraudada por la política. Arcioni no respondió no solo en lo educativo, sino también en salud y en la seguridad social. La gran mayoría de Chubut está esperando una respuesta clara en este y otros temas”, cerró Goodman.

Dejá tu comentario