Ley de emergencia: Perotti va por la revancha

Ambito Nacional

El Gobierno santafesino de Omar Perotti buscará revancha con la Ley de Emergencia que en la Cámara de Diputados rechazó el Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) liderado por exmandatario Miguel Lifschitz. El peronismo, ahora, planea enviar un nuevo proyecto a la Legislatura para conseguir, en veraniegas sesiones extraordinarias, lo que consideran “una herramienta clave” para gestionar en crisis.

El primer mes de gestión de Perotti tuvo tensiones en varios frentes. Luego de una transición turbulenta con el socialismo, la puja política se trasladó a la Legislatura. Primero, por el Presupuesto, donde se impuso el proyecto enviado por Lifschitz. Si bien luego hubo acuerdo por otras leyes clave, como la Impositiva, la segunda derrota para el gobernador fue la caída emergencia, donde el FPCyS se negó bajo el argumento de que incluía “superpoderes” para el Ejecutivo. Hubo otro frente más sorpresivo, el de las protestas prematuras: gremios estatales rechazando el calendario de pago desdoblado (Perotti culpó a la herencia recibida del socialismo) y, más inesperado, el ataque a la casa del gobernador en Rafaela en protesta por la muerte de un joven que cayó de una moto cuando perseguía a motochorros.

En el plano legislativo, el PJ volverá a insistir con un nuevo proyecto, o con tantos proyectos como áreas en crisis. Un punto a considerar es que el peronismo había pedido que el texto original pasara a comisiones, en vez de que fuera rechazado, como finalmente sucedió. Así, debía pasar un año al menos para retomar aquel proyecto. O presentar uno nuevo, como finalmente ocurrirá.

Fue la semana pasada el ministro de Gestión Pública, Rubén Michlig, quien anunció que retomarían la Ley de Emergencia en sesiones extraordinarias, con fuertes críticas al FPCyS por “poner palos en la rueda y no dar gobernabilidad”. Desde despachos provinciales confirmaron a este medio que trabajan para convocar a los legisladores en la segunda quincena de enero. Y no descartan presentar proyectos individuales, una ley para declarar la emergencia en cada área: económica, sanitaria, social y en seguridad. El método tuvo éxito recientemente en Tierra del Fuego: el gobernador Gustavo Melella, quien también asumió en diciembre, no logró acuerdo para que la oposición PJ le aprobara una ley de emergencia y tuvo más éxito cuando la desdobló por área, una semana después.

El peronismo tiene entre sus tareas inmediatas trabajar en la búsqueda de acuerdos legislativos. En el Senado, donde tiene mayoría, pareció llegar a buen puerto, con aval para la emergencia. Así revirtió el mal trago que la tropa propia le dio a Perotti en diciembre cuando se discutió el Presupuesto. En Diputados, las espadas del PJ buscan líneas más directas con un sector del radicalismo que es parte del FPCyS, pero no alineado al liderazgo de Lifschitz.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario