"No reconocemos a encapuchados como interlocutores"

Ambito Nacional

Alcalde de El Bolsón denunció que terrenos tomados se venden por internet

La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, aseguró ayer que la gestión provincial desconoce “como interlocutores a personas que actúan encapuchadas”, tras la reunión que mantuvo con autoridades del Gobierno nacional por la toma de tierras en Villa Mascardi. Y, en El Bolsón, el intendente Bruno Pogliano reiteró que los grupos que ocuparon 60 hectáreas en su municipio están revendiendo los lotes.

El lunes, Carreras se reunió con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y las ministras de Justicia, Marcela Losardo, y de Seguridad, Sabina Frederic, para destrabar la cuestión de la ocupación de la comunidad Lafken Winkul Mapu (que está inscripta en el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas -INAI-) que llevó el fin de semana a una marcha de vecinos que protestaron contra los hechos de violencia y ataques como modo de reclamo de los mapuches. La situación entre Río Negro y Nación se había tensionado por la denuncia penal de Frederic contra los manifestantes, que dos días atrás fue desestimada por la fiscal federal de Bariloche, Sylvia Little, por “inexistencia de delito”.

Así, la mandataria rionegrina mencionó ayer que durante el encuentro con los funcionarios nacionales en Buenos Aires pidió “apoyo” y solicitó “que la Gendarmería permanezca en el lugar”.

“Nadie quiere situaciones de violencia. Lo cierto es que necesitamos la presencia del Estado nacional. No pedimos represión, sí reclamamos más presencia de Parques Nacionales y Gendarmería”, remarcó.

Respecto de la respuesta del Gobierno nacional, señaló: “Nos indicaron el largo trabajo que vienen realizando en materia de diálogo con la comunidad y estamos a la espera de que ese proceso tenga resultados. Nos pidieron un poco más de tiempo para avanzar en una estrategia en común”.

A través de su cuenta de Twitter, Carreras había celebrado la reunión con el Gobierno nacional para evaluar la situación de “la ocupación de tierras de origen federal” y se había expresado a favor de “llevar paz y tranquilidad a nuestras comunidades, evitando caminos de confrontación”.

La cartera de Seguridad de la Nación ya dio a conocer que buscar evitar un desalojo que termine en episodios de violencia y solucionar el conflicto mediante el diálogo con los ocupantes de los terrenos. Y aclaró que la denuncia no fue contra la manifestación sino contra los participantes que llamaban a ir armados y avanzar contra la zona de ocupación.

Asimismo, el intendente del El Bolsón, Bruno Pogliano (del oficialismo provincial Juntos Somos Río Negro), reiteró a Nación el pedido de desalojo en áreas de su municipio y sostuvo ayer que en las reivindicaciones de unas 60 hectáreas pertenecientes al INTA hay también cuestiones económicas. Y afirmó que ya se están revendiendo los lotes ocupados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario