Quintuplican fondos para repatriar a científicos de todas las provincias

Ambito Nacional

El programa Raíces del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación multiplicó por cinco los fondos de ayuda para la repatriación de científicos que estudian en el exterior y sumará a México, Brasil y China a las 14 redes de trabajo existentes para aportar en “la construcción colectiva de políticas nacionales en Ciencia y Tecnología”.

“Uno de los ejes más interesantes del Programa Raíces es el trabajo con las Redes de científicos/as argentinos/as que viven en el exterior”, dijo la directora de Gabinete de la Secretaría de Planeamiento y Políticas en CyT e Innovación, Diana Español, coordinadora del programa.

Raíces comenzó en 2003 y tras 17 años de existencia y la creación de 14 redes en diferentes países europeos, Español confirmó que están impulsando la integración de tres más.

El secretario de Planeamiento y Políticas en CyT, Diego Hurtado, anunció que luego de la asunción del nuevo ministro, Roberto Carlos Salvarezza, “le dimos un nuevo impulso a las redes y ya cerramos acuerdo para que se agreguen científicos de Brasil, México y China”.

Los fondos de subsidios para la repatriación de científicos que estudian en el exterior fue “multiplicado por cinco, estaba en 50 mil pesos y los aumentamos a 250 mil para gastos de mudanza y pasajes familiares y 200 mil para pasajes del investigador”, precisó.

Los científicos que residen en el exterior e integran las actuales 14 redes de Raíces viven en Alemania, Australia, Canadá, Chile, Noreste de Estados Unidos, Finlandia, Francia, Israel, Italia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, Suecia y Suiza.

Hasta el momento, diez científicos, que realizaron sus posdoctorados en el exterior, regresaron al país en plena pandemia.

Una de las investigadoras es Estefanía González Solveyra, de 38 años, quien egresó de la facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires como química y realizó su posdoctorado en modelado de nanomateriales en la Universidad de Northwestern del estado de Illinois, Estados Unidos, donde residió durante casi 7 años.

González ingresó al Instituto de Nanosistemas de la Universidad Nacional de San Martín como investigadora asistente del Conicet.

Otra de las investigadoras repatriadas es Ana Sol Peinetti, de 32 años, quien también residió 4 años en el estado de Illinois, para especializarse en un posdoctorado en Ciencias Biomédicas en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, una de las instituciones más grandes de ese Estado norteamericano. Colabora con el Instituto Leloir de Argentina para realizar la producción de test de antígenos por covid, y a su regreso, el 26 de julio del año pasado, ingresó como investigadora asistente en el Instituto de Química Física de los Materiales, Medio Ambiente y Energía.

También decidió volver el bioquímico salteño Javier Jaldin Fincati, de 38 años, quien residió seis años en Canadá junto a su compañera y tras realizar dos posdoctorados en biología molecular en enfermedades metabólicas, como diabetes o arterioesclerosis, llegó en diciembre del año pasado.

Dejá tu comentario