Tras subas a policías, reclaman a gobernadores salud y educación

Ambito Nacional

Mandatarios tiene ahora frente sindical con el resto de los sectores de la administración pública. Protestas ayer en Santa Fe, Misiones y Chaco. Anuncio de aumento a penitenciarios de Río Negro.

Las protestas de la Policía Bonaerense de hace una semana activaron en todo el país reclamos primero de fuerzas de seguridad provinciales, que ahora se extendieron a otros ámbitos del Estado, principalmente al personal de educación y salud, que también pide mejoras salariales.

Los gobernadores terminaron sellando subas con los uniformados para evitar réplicas locales de las quejas de la bonaerense. Así lo hicieron Catamarca, La Rioja, Río Negro, Chaco, Santa Fe, Jujuy o Misiones. Las provincias, ahora, buscan negociar con el resto de los sectores.

Los incrementos a los policías en algunos casos no frenaron las medidas de fuerza. Por caso, en Río Negro se mantuvieron las protestas pese a los aumentos otorgados por el gobierno de Arabela Carreras. Para calmar las aguas, la administración rionegrina anunció ayer que el personal superior y subalterno del Servicio Penitenciario Provincial percibirá con los haberes de septiembre incrementos como los otorgados a la Policía de Río Negro, con sueldo neto no menor a $40.000, que con adicionales superarían los $45.000.

Asimismo, en Santa Fe, el peronista Omar Perotti anunció días atrás que replicará para los policías el acuerdo de recomposición con los estatales ($4.000 en agosto y setiembre, $4.500 en octubre y $5.000 en noviembre para las categorías más bajas). Sin embargo, ese acuerdo también se elevó a otros sectores que no aceptaron la suba. Un caso fue el de la Salud, cuyos gremios elevaron a la administración santafesina una contrapropuesta para seguir las negociaciones paritarias . Y los docentes, en tanto, iniciaron un paro de actividades por 72 horas, que se cumplía en el modo “apagón virtual”. La medida, resuelta por la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) en el caso de los maestros de establecimientos públicos y por el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop) en la esfera privada, se extenderá hasta mañana. También se sumaron a la medida los gremios Unión Docentes Argentinos (UDA) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet).

Por su parte, docentes, empleados de salud y trabajadores de empresas de colectivos realizaban ayer protestas en reclamo de mejoras salariales en distintos puntos de Misiones, que incluyeron acampes y cortes de rutas. El gobierno de Oscar Herrera Ahuad tuvo incluso antes que el bonaerense de Axel Kicillof una puja con policías, que se terminó saldando con aumentos de $16.000 para los primeros escalafones.

Ayer, gremios docentes denominados disidentes de la salud pública y empleados de la empresa de colectivos “Crucero del Norte” encabezan las protestas en varias ciudades de la provincia. Fuentes del sector educativo consultadas indicaron que luego del fracaso de un reunión mantenida el viernes último con representantes del gobierno provincial para destrabar el conflicto, se resolvió iniciar una nueva semana de protestas.

En Catamarca primó una lógica similar. El gobernador Raúl Jalil le dio a las fuerzas de seguridad un incremento de $9.000 en tres cuotas, y ahora los docentes piden también una recomposición salarial. Claudia Besada, secretaria general de SADOP, en declaraciones a El Diario de Catamarca, informó que se presentó una nota al ministro de Educación provincial, Francisco Gordillo, solicitando se convoque a paritarias.

Asimismo, en Chaco, tras el incremento del 7,8%, más $5 mil de refrigero para los policías, el gobierno de Jorge Capitanich se encontró con una respuesta negativa de docentes, estatales y personal de salud la mismo porcentaje de aumento, más adicionales. En todos los casos, reclaman que el aumento esté en línea con la inflación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario