4 de enero 2011 - 21:59

Uruguay autorizó otra pastera frente a Argentina

José Mujica
José Mujica
El Gobierno de Uruguay otorgó ayer al consorcio Montes del Plata (integrado por la sueco-finlandesa Stora Enso y la chilena Arauco) la autorización ambiental para que inicie la construcción de una pastera en el departamento de Colonia, a orillas del Río de la Plata -frente a la costa argentina- y cuya producción arrancaría en 2013.

El próximo viernes, el canciller oriental Luis Almagro desembarcará en Buenos Aires para mantener un encuentro con su par argentino, Héctor Timerman, ante quien oficializará los detalles del emprendimiento, en el marco de los tratados internacionales existentes por estar en juego un cauce compartido.

Se trata del emplazamiento -en la zona de Punta Pereira, a 200 kilómetros de Montevideo- donde la Argentina ya había aceptado en 2006, durante la presidencia de Néstor Kirchner, la instalación de una planta de pasta de celulosa de ENCE, anterior dueño del proyecto industrial y que finalmente no concretó. Por eso, en el Gobierno de Cristina de Kirchner entienden que no hay incumplimiento en esta materia por parte de José Mujica.

No obstante, la marcha del proyecto -con una inversión de u$s 2.000 millones y una producción inicial de 1,5 millón de toneladas anuales de pasta- será seguida previsiblemente con lupa.

De hecho, habrá que ver el impacto de un anticipo realizado por el director de proyectos de Montes del Plata, Carlos Pastrana, quien durante un reciente encuentro en Montevideo con posibles proveedores habría afirmado que la pastera se completará con una planta generadora de energía a base de biomasa (madera) y un puerto sobre el Río de la Plata.

Ese puerto permitirá la descarga de barcazas con madera y la salida de las exportaciones de pulpa de celulosa. Incluso, según trascendió, la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) ya habría autorizado la construcción de un canal para permitir el arribo de los barcos.

Por de pronto, se espera que la pastera fabrique también papel de diario, para quebrar el monopolio de los diarios de la región.

Esta postal se da luego del tenso conflicto bilateral desatado por la puesta en funcionamiento de la pastera de UPM (ex Botnia) en la localidad uruguaya de Fray Bentos -en este caso en la Cuenca del Río Uruguay-, y que fue apaciguado por un acuerdo ambiental sellado en julio pasado por ambos presidentes.

Precisamente, para este mes está previsto el inicio formal de los controles sobre la cuestionada planta, que serán ejecutados por un comité científico binacional, bajo la órbita de la Comisión Administradora del Río Uruguay. Los primeros resultados serían dados a conocer a mediados de año.

El inicio del funcionamiento de UPM -de capitales finlandeses- generó el fuerte rechazo de los ambientalistas de Gualeguaychú, que tomó la forma de un bloqueo durante tres años y siete meses del puente General San Martín, que conecta la Argentina y Uruguay. Finalmente, el levantamiento en 2010 del piquete derivó en negociaciones entre ambos presidentes y en el posterior entendimiento ambiental.

En este caso, la planta de Montes del Plata no impacta en el río Uruguay, sino en la Cuenca del Plata, por lo que está fuera de la órbita de los asambleístas de Gualeguaychú, quienes sin embargo mantuvieron contactos con sus pares uruguayos para respaldar su lucha contra la instalación de la nueva pastera.

En el polo industrial de Colonia funciona un importante centro de impresión con clientes en distintos puntos de Latinoamérica, a precios accesibles.

Dejá tu comentario

Te puede interesar