22 de febrero 2023 - 00:01

Bullrich y UCR apuran a De Marchi, que estira definición en Mendoza

El diputado nacional, afín a Larreta, mantiene intención de postularse por fuera de Cambia Mendoza. Se planta en plazo legal del 12 de abril y elude deadline de la política y de contienda municipal.

Omar de Marchi
Omar de Marchi

La disputa al interior de Cambia Mendoza, la versión mendocina de JxC, por la posible salida del PRO local del frente que comanda la UCR tuvo un nuevo capítulo, ya que el sello amarillo dio “libertad de acción” a sus dirigentes para siete elecciones municipales, lo que llevó a una nueva reunión virtual anoche de los referentes nacionales del partido, que buscan desatar el nudo sin dañar a la coalición. Así, el diputado nacional Omar De Marchi, quien tensa una candidatura por fuera de la alianza, gana tiempos de definición.

De Marchi desoyó el ultimátum que lanzó Cambia Mendoza en un encuentro con ausencia del PRO, que había marcado el 15 de febrero como plazo final para que se decidiera si competiría en las PASO del 11 de junio contra Alfredo Cornejo, quien ya se postuló para retornar a la gobernación.

También eludió las presiones de la mesa nacional de JxC, en especial de Patricia Bullrich, quien amaga con intervenir el partido en la provincia en la semana previa a la Fiesta Nacional de la Vendimia, que será un mitin político de alta combustión. De Marchi no se inmutó: se apega a los plazos de la Justicia Electoral, que estipula el 12 de abril como deadline para el cierre de alianzas provinciales y no el 1 de marzo, fecha de cierre de las municipales.

No obstante, como un gesto que evite discordias innecesarias, el PRO se integrará a Cambia Mendoza en esos departamentos donde el PJ es favorito a retener las intendencias. El gesto es irrelevante en términos electorales, ya que el PRO no tiene peso en esos municipios, pero apunta a calmar las aguas.

Pese a eso, en el PRO mendocino creen que los aspavientos nacionales están ligados a la sintonía entre Bullrich y Cornejo. De Marchi, por caso, se referencia en Horacio Rodríguez Larreta. Y argumentan que no hay razones válidas para aplicar sanciones a más de 40 días de los plazos de cierres de alianzas establecidos por ley. Así, el caso entra en un doble espiral: el primero, la tensión local propia. El segundo, la pulseada Bullrich (y Mauricio Macri) vs Larreta.

En ese sentido, ayer volvió a realizarse una reunión de la mesa nacional, con nuevos pedidos. Amagues de sanciones y de intervención en uno de los cuatro distritos que gobierna JxC, junto con Jujuy, Corrientes y CABA. A eso, se suma que la Coalición Cívica y el Partido Demócrata ya abandonaron Cambia Mendoza. De irse también el PRO, el espacio que lidera la UCR quedará con aliados como Libres del Sur y el Frente Renovador. Una carta simbólica que tiene en la manga el larretismo. El resultado del nuevo cónclave fue el mismo: De Marchi seguirá atado a los plazos legales del 12 de abril mientras negocian por arriba.

Plazos

La disyuntiva del exintendente de Luján de Cuyo de enfrentar a Cornejo en las PASO o en las generales del 24 de septiembre tenía un escollo previo: las elecciones municipales en siete departamentos que se adelantaron por la necesidad de intendentes peronistas de no atar su suerte a los comicios provinciales, donde el PJ aparece, a hoy, desinflado.

El 30 de abril son las PASO municipales en San Rafael, Lavalle, Santa Rosa, La Paz, San Carlos, Maipú y Tunuyán. En rigor, solo San Carlos no es gobernada por el PJ y el aliado del radicalismo Rolando Scanio, su intendente, sorprendió con la decisión. Al caso, el 1 de marzo es el cierre de alianzas, fecha que ponía presión a De Marchi para anticipar su postura. Y la “libertad de acción” patea el calendario y también el tablero, al mostrar otro signo de rebeldía ante el radicalismo de Suarez y Cornejo. Así, desligó las fechas departamentales de la decisión central, que es la provincial.

Álvaro Martínez, titular del PRO mendocino, hizo el anuncio: “Damos libertad de acción al PRO de cada uno de los 7 Departamentos que desdoblan elecciones. Con respecto a la conformación de Frentes Provinciales, nos ajustamos al calendario cuya fecha es el 12 de abril”, dijo en sus redes sociales, donde además publicó un comunicado.

El documento cuestiona a la UCR. “Por alguna razón el radicalismo siempre se ha negado a constituir Juntos por el Cambio y ha preferido un armado propio llamado Cambia Mendoza que incluye a varios partidos con antigua o actual pertenencia al kirchnerismo en lo nacional, como Libres del Sur o el Frente Renovador de Sergio Massa. De ese frente se han ido desprendiendo varios de sus partidos fundadores como la Coalición Cívica o el Partido Demócrata”, sostiene el texto.

El comunicado reitera que el plazo es el 12 de abril y “no el 15 de febrero, ni el 22 de febrero, ni ninguna otra fecha”. También toma como antecedente la última elección en Santa Fe, “donde en decenas de municipios el PRO compitió por fuera de Juntos por el Cambio”.

La indefinición de De Marchi fue uno de los ejes que llevaron a Cornejo a un regreso provincial y alejarse de una potencial fórmula nacional con Bullrich: en Mendoza, sin otros dirigentes UCR que terminaran de medir y con Suarez sin posibilidad de ser reelecto (la Constitución provincial prohíbe gobernar más de un periodo), solo el exmandatario aparecía como un freno a las aspiraciones de De Marchi.

En el entorno de éste, en tanto, estiman que en unas PASO perdería contra Cornejo, pero aspiran a tener mejor suerte en las generales, sumando adhesiones de desencantados de Cambia Mendoza y del peronismo, que no logra rearmarse. Inclusive, las elecciones municipales (30 de abril las PASO y 3 de septiembre las generales) podrían ser un ensayo de cooperación con intendentes PJ, con devolución de favores luego en la provincia.

Dejá tu comentario

Te puede interesar