Aseguran que los precios de la soja seguirán altos por fuerte demanda

Campo

Debido al gran consumo mundial de la oleginosa, se mantendrán firmes los precios de la soja en los próximos meses. Esto ocurrirá a pesar del reciente descenso en los valores desde niveles récord en septiembre, según afirmaron desde Oil World, una consultora especializada en oleaginosas.

Los importadores globales no tendrán otra opción que competir por los escasos suministros estadounidenses tras las reducidas cosechas en Brasil y Argentina a inicios del 2012, refirió la consultora.

"Los precios de la soja sólo han limitado el alcance mientras que los exportadores estadounidenses enfrentan una excepcional demanda, principalmente de China", comunicó Oil World. Agregó que "la tendencia al alza podría perder fuerza por la rápida comercialización de la cosecha estadounidense mientras que las ventas de agricultores son alentadas por las enormes primas para los contratos de pronta entrega".

Los precios de la soja estadounidense marcaron un récord el 4 de septiembre a u$s 629,43 por tonelada, debido a la peor sequía en medio siglo que afectó las cosechas en la región central de Estados Unidos. El mal clima también golpeó los cultivos de Brasil y Argentina este año.

Pero los precios cayeron desde niveles máximos ante las esperanzas de que las lluvias el mes pasado ayudaran a los cultivos de la oleaginosa estadounidense, con un esperado reporte del Departamento de Agricultura de Estados Unidos mañana en busca de nuevos indicios sobre el volumen de la cosecha.

Existen crecientes indicios de que los productores ganaderos también estén reduciendo su producción debido a que el alza en los precios de la soja y el maíz aumenta los costos de los alimentos para animales.

Las exportaciones de soja entre septiembre y diciembre del 2012 en Brasil es probable que caigan a apenas 2,5 millones de toneladas, desde 7,4 millones en igual periodo del año pasado, dijeron analistas de la consultora. Oil World confió que las restricciones a las exportaciones no podrían descartarse allí para conservar los suministros locales.

Por su parte, Estados Unidos y Brasil compiten por ser el mayor exportador mundial de la oleaginosa.

Dejá tu comentario