Estiman una baja del área sojera en Estados Unidos

Campo

El mercado local siguió debatiéndose la semana pasada entre la nueva imposición de retenciones a las exportaciones y la ausencia de precios referenciales que permitan vislumbrar la rentabilidad económica en el mediano plazo. Aún permanece inactivo el Mercado a Término, no obstante haberse promulgado el Decreto 410 hace ya cuatro semanas, ante la falta de la reglamentación de dicha normativa. Se espera que durante esta semana pueda haber algún principio de solución al inconveniente de haber tenido al mejor formador de precios en el ámbito local, cerrado durante más de 100 días.

La perspectiva de siembra revelada la semana anterior por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) generó sorpresas
. El área a dedicar con soja en la próxima campaña resultó ser bastante más baja de lo que el mercado aguardaba.

Se sembrarán 29,5 millones de hectáreas con esta oleaginosa, lo que significa 1,5% menos de lo implantado durante la campaña anterior; una buena noticia para el mercado, al haberse incrementado esta temporada las producciones de soja en Sudamérica. La mayoría del área dejada por la soja en los EE.UU. será reemplazada por maíz y avena, producto que mejoró sustantivamente sus precios durante el último año.

• Beneficios

Otra buena noticia, esta vez casi exclusivamente para la Argentina, es que el área a dedicar en los EE.UU. con girasol experimentará un retroceso de 6% respecto de la campaña de 2001.

La siembra de maíz, por su parte, experimentará un marcado ascenso; crecería 4,3% y el área de cultivo abarcará casi 32 millones de hectáreas, algo menor a lo implantado hace dos campañas pero por encima de lo que el mercado aguardaba. La siembra de sorgo experimentará un retroceso muy marcado y el área a dedicar registrará una caída de más de 12% respecto del año anterior.

El
trigo de primavera, que comenzará a implantarse próximamente en las planicies del norte de los EE.UU., experimentará una merma en la siembra de 3,3% respecto de 2001. Entre las siembras que más crecerán en 2002 se encuentra la avena con un salto de 16,5% respecto del año anterior, la canola que crecerá casi 4% y la cebada con 2,2%.

Por supuesto el clima va a tener en todo esto la última palabra; se va a requerir en principio que se pueda implantar lo proyectado en tiempo y forma para que estos objetivos, trazados hoy por el USDA se puedan cumplir. Recordemos que en el año anterior la lluviosa primavera desalentó la siembra de maíz y alentó en cambio la de soja, al poderse implantar mas tarde. Esto determinó una siembra bastante baja de maíz en los EE.UU., particularmente en los estados productores del norte del país.

En algunas encuestas realizadas durante la semana pasada,
el sentimiento de la plaza en referencia a los precios de maíz no es muy positivo.

La mayoría prevé un mercado neutro a flojo, ante la evidencia de una mayor siembra y el posible crecimiento en el nivel de los stocks finales en los EE.UU.

Salvo la posibilidad (siempre probable), de enfrentar un inconveniente climático, algunos analistas estiman que el maíz para entrega diciembre de este año en el Mercado de Chicago (CBOT) podría perforar la barrera psicológica de los u$s 2,00 por bushel (u$s 78,75 por tonelada), o sea algo más de 10% menos que los precios que se registran en la actualidad. La particular situación de esta primavera en los EE.UU., que está resultando un tanto fría y húmeda, podría tal vez atemperar este ánimo bajista, ante la posibilidad de registrarse demoras en la implantación.

• Argentina

La cosecha de soja, un poco atrasada en nuestro país por las persistentes lluvias, avanza a buen ritmo en el Brasil. Según Safras, ya se recolectó 48% del área, contra 42% del año anterior y 42% del promedio de los últimos cinco años.

En nuestro país, la cosecha alcanza a esta altura solamente 7%, de acuerdo con los datos suministrados por la Bolsa de Cereales de Bs.As.

Los rendimientos hasta el momento observados, que suman un promedio de 2.520 kilogramos por hectárea, resultan ser inferiores a los obtenidos a igual fecha del año anterior en 9,6%.

Esta disminución obedece a la baja productividad evidenciada en la región central y en norte de Santa Fe.

En
girasol, ya se recolectó la mitad del área, con rendimientos promedio de 2.050 kilos por hectárea. Las estimaciones de la Bolsa de Cereales indican una producción de 3,6 millones de toneladas para la presente campaña. Los precios de la oleaginosa se desmoronaron en Chicago el miércoles último ante rumores de que China importaría en la campaña 2001/02 solamente entre 7 y 8 millones de toneladas, en lugar de los 13 millones que el USDA y el mercado anticipaban. El mercado está inquieto por el bajo ritmo de compras de soja americana por parte de China, que se encuentra muy inactiva desde hace varias semanas.

Dejá tu comentario