Prevén una escasa cosecha de maíz para ciclo 2005/'06

Campo

El mercado asiste a la etapa de transición entre la vieja campaña del Hemisferio Norte y la nueva cosecha sudamericana, además de las expectativas que despierta en el mercado la campaña norteamericana que comenzará próximamente.

La analista Anne Frick, de Prudential Finantial, no anticipa una mejora en las cotizaciones de soja, al menos en la capacidad de lograr el alto valor alcanzado en el curso del mes de febrero
, de u$s 226,70 por tonelada. La especialista consigna que durante este mes, en los últimos 25 años, la soja para entrega en el mayo en Chicago fracasó en el intento de superar el alto registrado en febrero en 9 oportunidades. Con los actuales stocks domésticos norteamericanos, que se mantienen altos en relación con el uso proyectado, y con la perspectiva cierta de un nuevo incremento en el área de siembra, Frick ve muy pocas posibilidades de que el máximo registrado el mes anterior vuelva a ser testeado en el corto plazo y la especialista proyecta precios más bajos para la oleaginosa, que registraría un nuevo bajo hacia fines de junio o principios de julio.

La plaza granaria se vio beneficiada últimamente en sus cotizaciones por el persistente accionar de los « indexfunds», que han venido acumulado contratos de soja, maíz y trigo en el mercado de Chicago, relacionando esta actividad con la mejora que experimentaban otras materias primas. Así, los granos cotizaban en alza, gracias a las subas que se experimentaron en otras plazas como los metales preciosos o el crudo, favorecidos por el atraso relativo que evidenciaban los granos con respecto a los otros commodities.

• Ausencia de noticias

La ausencia de noticias que contribuyan a seguir mejorando otros mercados de commodities determina que los fondos liquiden posiciones previamente adquiridas, arrastrando en esta tendencia a los cereales, que vuelven a concentrarse en sus fundamentos, que son básicamente bajistas.

En maíz, las expectativas del nuevo ciclo en nuestro país generan inquietud. Los pronósticos de siembra para la nueva campaña son variados. En general, prevalece la opinión de quienes piensan que el mal resultado de la cosecha que se está recolectando supedite en mucho la decisión de siembra del la próxima campaña, con una inversión en productividad muy baja, lo que podría volver a determinar una magra cosecha el año entrante.

Otros actores del sector, por el contrario, creen que el punto mínimo del área de siembra de maíz fue el registrado en esta campaña.

Quienes adhieren a esta teoría creen que en la campaña 2006/2007 se implantará más maíz, con un buen nivel de inversión, por el estímulo que podrían tener los precios del maíz de la nueva campaña, que en el MATBA alcanzan los u$s 80,00 por toneladapara entrega en abril de 2007. Habrá entonces que relacionar las cotizaciones de soja y maíz 2007 y determinar el costo de inversión para ambos cultivos en el curso de los próximos meses, para intentar encontrar la respuesta a la próxima siembra de granos de verano en nuestro país.

La ambición de incrementar el stock ganadero en los próximos años y la idea de seguir incrementando la oferta de cerdos y pollos en los mercados de consumo y exportación van de la mano del crecimiento en la producción de maíz y otros granos forrajeros.

Tal vez lo más adecuado a esta altura sea proyectar una siembra ligeramente superior a la del año anterior, y con un aceptable nivel de inversión, único modo de ambicionar rendimientos óptimos en este cultivo, aunque la limitante al crecimiento de área se encuentre vinculado a la tierra arrendada, que seguramente será implantada con soja en una proporción importante.
En Brasil, la CONAB estima que este país cosechará 57,2 millones de toneladas de soja, corrigiendo la estimación anterior del mes de febrero de este año hacia abajo en 1,7%.

Esta merma de un mes a otro es atribuida fundamentalmente, según la opinión del organismo oficial, a las malas condiciones climáticas en los Estados de Paraná y Bahía, donde hubo pérdidas importantes en algunas localidades. En el caso de Paraná, algunos analistas comentan que ésta ha sido la peor temporada de los últimos 30 años en varias localidades.

La consultora Agroconsult confirmó que la producción brasileña se ubicará en un rango de entre 53 y 54 millones de toneladas.

Dejá tu comentario