Uruguay mejora comercialización de carne

Campo

Desde el martes pasado el actual sistema de comercialización de las haciendas entre el productor y los frigoríficos «comenzó a pasar a la historia», según dijo el vicepresidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Fernando Pérez Abella, quien aseguró que con la instalación de las denominadas cajas negras, comenzará a haber «mayor cristalinidad» en el negocio de la carne.

El mecanismo de control electrónico del pesaje de los animales cuando entran al frigorífico y que determina su rendimiento en gancho, se había comenzado a instaurar durante el pasado gobierno.

A principios de junio de 2004, se anunciaron los pormenores de cómo funcionaría el sistema, según informó «Agrodiario».

A partir de este acuerdo se comenzó a implementar un sistema de información electrónico y se inició el proceso de instalación de balanzas digitales, computadoras, impresoras, escáneres y otros dispositivos.

  • Información

    «Con el funcionamiento de estas cajas los productores van a poder contar con información fidedigna de los animales enviados a faena, en lo que se refiere al peso, lo que favorecerá un mejor relacionamiento entre los integrantesde esta cadena productiva», explicaba el portal. La primera de estas cajas negras fue instalada en el frigorífico Canelones y luego en las principales plantas de faena, con lo que se llegará ahora a prácticamente la totalidad de los frigoríficos exportadores.

    Para verla, cada productor o consignatario deberá identificarse al entrar a la consulta mediante su número de Dicose y una contraseña.

    Al mismo tiempo, se estará habilitando una línea de consultas gratuitas para que el productor que tenga dudas en cuanto a cómo acceder al sistema y a su manejo, llame entre las 8 y las 18 horas al 0800 4622, según informó el portal de noticias «Agrodiario».

    Para Pérez Abella, en la actualidad existe un sistema con el que nadie queda conforme con los pesos en balanza y los rendimientos siempre son discutidos y crean conflictos.

    «Las cajas negras» (que aunque no son negras así se les llama) eliminarán ese problema que es endémico.» La forma actual de comercializar pasará a la historia y dentro de poco no podremos creer en qué condiciones se hacían las transacciones».

    «Nadie dice que los frigoríficos estén abusando», aclaró el jerarca, «pero es una situación que no tiene la transparencia necesaria». Explicó luego que las cajas negras «serán un logro único en el mundo» y será «de toda la cadena productiva, porque impondrá transparencia y confianza».

    Añadió finalmente que Uruguay con este sistema logrará el complemento de la trazabilidad individual del ganado.

  • Imagen

    «Con este sistema, cualquiera que coma un churrasco uruguayo en cualquier parte del mundo podrá saber dónde nació el animal que produjo ese churrasco, cómo creció, cómo fue su vida sanitaria, cómo se faenó y cómo llegó a la mesa del consumidor».

    Un elemento diferencial que nos permitirá no sólo mejorar nuestra imagen, sino obtener más mercados y compradores que paguen más por esa diferenciación», finalizó.

    Uruguay, como país exportador de carnes rojas, tiene un perfil amplio en los mercados internacionales y actualmente exporta, por año, alrededor de 400.000 toneladas (peso carcasa) de carne vacuna, y 13.000 toneladas (peso carcasa) de carne ovina.
  • Dejá tu comentario