Agronegocios

China dejó de comprar la soja estadounidense y se focaliza en Brasil

Las compras asiáticas cayeron casi 100% en diciembre, por los altos aranceles que impuso el gobierno de Pekín a las importaciones de EEUU. Los chinos intentaron compensar con la soja brasileña.

En medio de la guerra comercial se conoció que las importaciones chinas de soja desde Estados Unidos cayeron un 99% en diciembre, a solo 69.298 toneladas, según datos de la Aduana, lo que implicó que las importaciones de 2018 tocaron su nivel más bajo desde 2008

Es el segundo mes consecutivo en que las importaciones chinas desde Estados Unidos prácticamente se detuvieron en medio de la disputa, aunque desde entonces algunas compras se reanudaron a medida que continúan las conversaciones entre las dos mayores economías del mundo.

Los envíos de Estados Unidos en diciembre cayeron desde 6,19 millones de toneladas el año previo. China no importó granos de soja estadounidenses en noviembre.

Para todo 2018, las importaciones desde Estados Unidos fueron de 16,6 millones de toneladas, aproximadamente la mitad de los 32,9 millones de toneladas de 2017.

En contraste, China importó 4,39 millones de toneladas de soja de Brasil en diciembre, un 126% más que las 1,94 millones de toneladas del año anterior, según datos de la Administración General de Aduanas.

Generalmente, China obtiene la mayor parte de sus importaciones de semillas oleaginosas en el último trimestre del año desde Estados Unidos a medida que la cosecha de ese país va llegando al mercado.

Pero las compras cayeron con fuerza después de que Pekín aplicó un arancel adicional del 25% sobre las importaciones de soja estadounidense el 6 de julio, como parte de la disputa comercial. En ese marco, China incrementó sus importaciones brasileñas para llenar el vacío.

Pekín ha reanudado la compra de algunos cargamentos estadounidenses después de que ambos países acordaron el 1 de diciembre una tregua en la guerra comercial. La semana pasada, exportadores estadounidenses cargaron seis buques de soja con destino a China, la mayor cantidad en una semana desde el inicio de las fricciones arancelarias.

China importó en 2018 un total de 88,03 millones de toneladas de soja, una caída del 7,9% respecto al año anterior y la primera contracción desde 2011 debido a los altos aranceles sobre los suministros estadounidenses.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario