15 de mayo 2021 - 11:14

Sin retorno: los clubes que marcaron época y no lograron volver a Primera

Del Ferro de Carlos Timoeto Griguol al Nottingham Forest de Brian Clough pasando por el Deportivo La Coruña. Un recorrido a través de la historia de aquellos equipos que dejaron huella y nunca más pudieron retornar a la máxima categoría.

Durante cinco años, Ferro fue uno de los equipos más fuertes de Argentina. Sin embargo, tras el descenso del 2000 nunca más pudo retornar a Primera.

Durante cinco años, Ferro fue uno de los equipos más fuertes de Argentina. Sin embargo, tras el descenso del 2000 nunca más pudo retornar a Primera.

La muerte de Carlos Timoteo Griguol caló hondo en el ambiente del fútbol. Y es que el rosarino marcó una época en el fútbol argentino cuando, en los primeros 80s, logró que Ferro Carril Oeste obtenga dos títulos y tres subcampeonatos en tres años. Una racha que arrastró varios récords individuales y colectivos y que llevó al club de Caballito a vivir sus mejores años en el torneo local.

Claro, después vinieron los 90. Y cuando Timoteo partió, el club perdió su identidad futbolística y pasó de tener el récord de valla menos vencida, cosechado en los 80 (que aún conserva), al de diez partidos sin marcar (875, aún la cifra más alta). Sumido en una crisis financiera, y luego de escaparle varios años al descenso, Ferro jugó su último partido en Primera el 17 de julio del 2000, cinco semanas después haber perdido la categoría.

Pero no fue todo. Ocho meses más tarde, y luego de una pésima campaña en la segunda división, el equipo verdolaga volvió a descender y cayó a la Primera B. Pese a que en 2003 logó volver a ascender al Nacional B, Ferro todavía no pudo recuperarse por completo y tras 21 años aún anhela el regreso a la Primera.

Historias como esta suceden en todas partes del mundo. Sin ir muy lejos, pasa en la actualidad en Brasil, donde el Cruzeiro descendió por primera en diciembre de 2019 y pese al peso de su historia no logró recomponerse para lograr el ascenso en el último torneo de segunda división. Tan floja fue la campaña de La Bestia Negra que en las últimas fechas incluso peleó por un nuevo descenso hasta que terminó el torneo en el puesto 11, con Luiz Felipe Scolari (técnico campeón de Brasil en 2002) como entrenador en buena parte del campeonato.

Cruzeiro.jpg
Cruzeiro descendió por primera vez en 2020 y tras un año en segunda todavía no pudo regresar.

Cruzeiro descendió por primera vez en 2020 y tras un año en segunda todavía no pudo regresar.

Vale recordar que Cruzeiro fue uno de los mejores equipos brasileros de los 90, década en la que cosechó una Libertadores (97), dos Supercopa Sudamericana (91, 92), una Recopa Sudamericana (98), una Máster (94), una Nicolás Leoz (95) y dos copas locales (93, 96). Una racha que volvió a darse con el bicampeonato de la Primera División en 2013 y 2014, pero que no pudo extenderse pese a ser el sexto equipo más ganador del torneo local.

Del otro lado del mapa sudamericano, en Chile, la historia también marcó su tarjeta. Sin dudas, Colo Colo, la Universidad de Chile y la Universidad Católica son los tres equipos más grandes del país. Así lo marcan los títulos y los hinchas. ¿Pero quién viene después de los más ganadores? Pese a que en los últimos años, clubes como O’Higgins, Huachipato y Cobresal dieron la nota, quien realmente marcó una época fue el Cobreloa.

Un año de después de su fundación (en 1977), y tras lograr el ascenso a la primera división, los Zorros del Desierto se convirtieron en sensación y durante diez años se consolidaron como el mejor equipo del país con 4 campeonatos (80, 82, 85 y 88), 4 subcampeonatos (78, 79, 81 y 83) y dos subtítulos en la Copa Libertadores tras caer en finales seguidas contra gigantes sudamericanos: Flamengo (81) y Peñarol (82).

Cobreloa.jpg
El Cobreloa es el cuarto equipo más ganador de Chile detrás de los tres gigantes. Lleva 6 años sin poder ascender.

El Cobreloa es el cuarto equipo más ganador de Chile detrás de los tres gigantes. Lleva 6 años sin poder ascender.

Pero no fue solo una racha. Es así que el Cobreloa volvió a dejar su huella de época entre 2000 y 2004, cuando juntó tres títulos (Apertura y Clausura 2003, Clausura 2004) y dos subtítulos (2000 y Apertura 2004).

Con 8 campeonatos, Cobreloa es el cuarto equipo más ganador del campeonato local: entre 1978 y 2011 fue campeón o subcampeón un total de 16 veces. Sin embargo, en 2015 (tras 38 años seguidos en Primera) descendió. Y desde entonces, no pudo volver. Lo más cerca que estuvo fue en 2018 cuando se quedó en la puerta al perder el duelo por el retorno a la Primera ante el Cobresal, en el clásico minero.

El paciente inglés

En Inglaterra, el caso más conocido lo vive el Sunderland. Y no sólo por el poder que supo tener a finales del siglo XIX y en el principio del XX. El equipo rojo y blanco tomó trascendencia en los últimos años por la serie de Netflix que siguió su intento por regresar a la Premier League tras sufrir un doloroso descenso a mediados de 2017.

Pese a no ser uno de los más grandes, el club tiene una gran tradición (cosecha 6 títulos y 5 subcampenatos, más que el Chelsea) y una fuerte afición, lo que quedó en claro en “Del Sunderland hasta la muerte”, la serie que en vez de reflejar lo que se presumía como un retorno a la máxima categoría, evidenció la caída a la tercera división (League One).

Sunderland.jpg
Netflix acompañó al equipo en lo que se presumía sería el regreso en la Premier. No salió bien. Descendió.

Netflix acompañó al equipo en lo que se presumía sería el regreso en la Premier. No salió bien. Descendió.

Los Gatos Negros cumplieron este año su tercer torneo consecutivo en la tercera división. En la actualidad, luego de ocupar puestos de ascenso durante varios meses, el equipo terminó quinto y jugará un repechaje para ver si consigue el ascenso a la segunda. Del otro lado de la hinchada, el Newcastle, su eterno rival, la semana pasada se aseguró su plaza en la Premier por otro año más.

También en Inglaterra, el Nottingham Forest dejó una marca de fuego entre 1978 y 1984. Con Brian Clough como director técnico, el club hizo historia. Para comenzar, consiguió su primer título a nivel local (1978) y al año siguiente terminó segundo. En esos dos años se consagró además campeón de la Copa de la Liga local y obtuvo la Copa de Europa (actual Champions League) en 1979 y 1980, año en que perdió la Intercontinental contra Nacional de Uruguay. En aquel equipo atajaba un arquero conocido por todos los argentinos: Peter Shilton, el mismo que recibió los dos goles de Diego Armando Maradona en los cuartos de final del Mundial de 1986.

Forest.jpg
El Forest fue sin dudas uno de los equipos ingleses que dejaron huella.

El Forest fue sin dudas uno de los equipos ingleses que dejaron huella.

Tras algunas finales perdidas en los 80 y 90, Clough anunció su adiós tras descender en 1993. Pese a que volvió a la Premier e incluso llegó a jugar en la Copa UEFA, en 1998 volvió a perder la categoría y nunca más pudo retornar a la Premier. En la actualidad, terminó el puesto 17 (de 24 equipos) en el Championship (segunda división inglesa).

Sin la historia de los antes mencionados, el Blackburn Rovers causó sensación en 1995 cuando ganó su primer título luego de haber sido subcampeón el año anterior. Más allá del logro (superó por un punto a un fuerte Manchester United), esa fue la temporada en la que Alan Shearer confirmó su potencia goleadora con 34 goles en 42 partidos de liga para quien es el máximo goleador de la Premier League con 260 tantos en 441 encuentros.

Blackburn.jpg
Alan Shearer, máximo goleador de la Premier, demostró sus condiciones en el primer título del Rovers.

Alan Shearer, máximo goleador de la Premier, demostró sus condiciones en el primer título del Rovers.

Tras varios años de subir y bajar de categoría, los Rovers bajaron en 2011 y tras diez años entre segunda y tercera, no lograr volver a la Premier.

La división alemana

La primera división alemana también tiene lo suyo. Y el máximo exponente del último tiempo es, sin dudas, el Hamburgo. El club que hace de local en el Volksparkstadion descendió por primera vez en su historia en 2018 tras 55 temporadas seguidas en Primera División. Aquel 12 de mayo el reloj del estadio que marcaba la cantidad de años y días que llevaba el equipo en la máxima categoría se detuvo en 54 y 261.

En su primer año en la segunda, el club alcanzó el cuarto puesto y quedó a punto de jugar un playoff por el ascenso. La misma situación se repitió al año siguiente. Y en la actualidad, para no perder la costumbre, el Hamburgo marcha en cuarto lugar, a tres puntos del tercero con dos fechas por jugar. Lo que terminaría concretando su tercera temporada en segunda para un club que marcó una época.

Hamburgo.jpg
El reloj que marcaba la cantidad de años que llevaba el Hamburgo en Primera se detuvo tras consumarse su descenso.

El reloj que marcaba la cantidad de años que llevaba el Hamburgo en Primera se detuvo tras consumarse su descenso.

Fue entre 1979 y 1984. Durante esos cinco años, Hamburgo fue el mejor equipo de Alemania. Y los números así lo confirman. En esas seis temporadas, el club ganó únicos tres campeonatos en la Bundesliga y tres de los cinco subcampeonatos que logró en sus 102 años de historia. En ese tiempo, el equipo capitaneado por Horst Hrubesch se quedó con su única Champions League (1983). Venía de perder una final en 1980 frente al antes mencionado Nottingham Forest.

Pero no es el único. La Segunda Guerra Mundial también marcó un quiebre en la liga de fútbol local. Con Alemania dividida en dos, el lado este conformó la Oberliga donde se midieron los clubes más fuertes del lado oriental. Y, sin dudas, los equipos que dejaron la huella más grande fueron el Dynamo Dresde y el Dynamo Berlín. El primero durante los 70 y el segundo en los 80. Entre ambos, sumaron 18 títulos en 20 años.

Sin embargo, tras la caída del Muro de Berlín los equipos de la República Democrática de Alemania perdieron su supremacía al integrarse a la Bundesliga y con el correr de los años fueron cayendo de categoría.

En la actualidad, el Dresden marcha primero en la tercera división y, casi de seguro, conseguiré el ascenso a la segunda. El Berlín, por su parte, pendula en la mitad de tabla de la cuarta división. Desde la reunificación alemana, ningún equipo proveniente de la Oberliga pudo salir campeón. Esta temporada, el único club de la vieja Alemania oriental, el Unión Berlín, consiguió hasta el momento una destacada participación peleando hasta último momento por un ingreso a copas internacionales.

Pasaporte español

Hubo un tiempo en que Deportivo La Coruña fue el mejor equipo de España. Breve, cierto. Pero no por eso irreal. A comienzos de los 90, Bebeto llegó al club gallego y revolucionó su historia. En sus cuatro años de estadía el ariete marcó 102 goles en 154 partidos y fue el baluarte de la primera Copa del Rey (95) y de los dos subcampeonatos (94 y 95) y el tercer puesto del 96 alcanzado en La Liga.

Hasta entonces el máximo logro del club gallego había sido un subcampeonato en 1950, detrás del Atlético de Madrid. Por eso, los primeros 90 significaron toda una revolución que, sin dudas, marcó el camino de lo que pocos años después sería la confirmación del trabajo realizado.

Deportivo.jpg
Con Aldo Pedro Duscher, el Turu Flores y el actual entrenador de la Selección Argentina, Lionel Scaloni, en el plantel, La Coruña ganó la Liga por primera vez en 2001. Hoy está en tercera división.

Con Aldo Pedro Duscher, el Turu Flores y el actual entrenador de la Selección Argentina, Lionel Scaloni, en el plantel, La Coruña ganó la Liga por primera vez en 2001. Hoy está en tercera división.

El cambio de siglo encontró al equipo en la primera colocación de la tabla. Con medio torneo por jugar, La Coruña se encaminó rumbo a lo que finalmente fue su primer y único título en la liga local. A cargo de Javier Irureta, el Depor también obtuvo su segunda Copa del Rey en 2002, un evento que hoy es recordado como el Centenariazo ya que sucedió frente al Real Madrid, en el Santiago Bernabeu, el día en que el Merengue celebraba sus 100 años como institución.

Durante esos cinco gloriosos años, La Coruña, además, alcanzó dos subcampeonatos (2001 y 2002) y dos terceros puestos seguidos (03 y 04). También obtuvo su mejor puesto en Europa al llegar a las semifinales de la Champions League en 2004 tras vencer en octavos a la Juventus y en los cuartos de final al Milan tras perder el primer partido 4 a 1 e imponerse por 4 a 0 en el segundo.

Tras descender en 2011, retornó a primera al año siguiente. Pero la nueva aventura duró poco. En 2013 volvió a caer y a levantarse en 2014, regresando una vez más a la máxima categoría por cuatro años más hasta que en 2018 bajó una vez más y ya nunca más volvió. Al punto tal que en 2020 cosechó otro descenso y cayó a la Segunda División B (tercera categoría), donde se encuentra en la actualidad sin posibilidades de ascender.

Reloj en pausa

Sin dudas, el Grashopper es el club más grande de Suiza. Así lo marca su historia. Con 27 títulos locales, supera por siete al Basilea y por 10 al Servette. Además, también lidera la cantidad de campeonatos obtenidos en la Copa local y la hinchada más populosa. Con 134 años de historia, Los Saltamontes nunca habían descendido hasta que en 2019 terminaron últimos y cayeron a segunda.

Pese a que se descontaba su regreso inmediato, el equipo quedó tercero y no pudo volver. En la actualidad, se encuentra al tope de la tabla junto a al Thun, ambos con 61 puntos, con dos fechas por disputar y un solo ascenso en juego.

Dejá tu comentario