"Hay jugadores para salir de esta situación"

Deportes

El mediocampista de Racing y sucesor de Fernando Quiroz como director técnico del equipo, Diego Simeone, aseguró hoy que aceptó el cargo porque está "convencido" de sacar a flote al elenco de Avellaneda y agregó que asumirá dentro de tres fechas porque quiere jugar el clásico frente a Independiente.

Simeone indicó que cuando termine el clásico, por la sexta fecha del torneo Clausura, "aparecerá el entrenador con ideas claras, objetivos concretos y con gran entusiasmo".

"Me siento tranquilo y muy seguro. Estoy convencido de que si acepté ayudar a Racing es porque conozco a mis compañeros y sé que hay jugadores con capacidad para salir de esta situación difícil", explicó en declaraciones a la prensa.

"En Argentina no había pasado nunca, pero este tipo de situaciones, en las que un jugador pasa a ser técnico, ocurrieron en Inglaterra con (Gianluca) Vialli y (Ruud) Gullit. Lo tomo con una naturalidad muy grande, porque fui muy claro con (Fernando) Marín, Teté (Quiroz) y mis compañeros. Por eso puedo mirarlos a todos a la cara".

Simeone jugará las tres próximas fechas -Alberto Fanesi dirigirá al equipo- y luego se convertirá en el entrenador de Racing.

"No acepté dirigir ahora porque quiero jugar con Independiente. El jugador de fútbol quedará atrás en el partido con Independiente y aparecerá el entrenador con ideas claras, objetivos concretos y con gran entusiasmo", precisó el caudillo que además de ayudar a La Academia en el plano deportivo lo hace en el aspecto institucional.

Además, Simeone, en declaraciones a la prensa, comentó los pormenores que se dieron entre la renuncia de Quiroz y el ofrecimiento que le hizo el gerenciador del club, Fernando Marín.

"Marín charló conmigo y me dijo de la posibilidad concreta de darle el equipo a (Reinaldo) Merlo. Después me volvió a llamar diciendo que Merlo no aceptaba y me comentó si quería tomar el equipo", señaló.

"Por un lado me siento extraño, porque siempre que se va un técnico no es bueno. Pero hablar con Teté me emocionó porque yo estaba todavía con mis dudas lógicas, le conté toda la situación y le dije que tenía que tomar una decisión. El me respondió que no lo tenía por qué llamar porque conocía la persona que soy y me dijo que le diera para adelante", completó.

Por último, lamentó el alejamiento de Quiroz al tiempo que afirmó que le gusta el desafío y añadió que si tiene "el 51 por ciento de aceptación es un montón".

Dejá tu comentario