Mourinho y Guardiola siguen en veredas opuestas

Deportes

El técnico de Real Madrid, el portugués José Mourinho, apuntó al árbitro alemán Wolfgang Stark como el principal responsable de la derrota de su equipo ante Barcelona, 0-2 con dos goles de Lionel Messi por la semifinal de la Liga de Campeones, y aseguró que le da "asco vivir en este mundo".

"Ya estamos eliminados. Tendremos que ir a Barcelona sin Pepe (expulsado) que no ha hecho nada, sin Sergio Ramos (llegó al límite de amonestaciones) que no ha hecho nada. Algunas veces me da un poco de asco vivir en este mundo, pero es nuestro mundo", comenzó la conferencia de prensa de Mourinho.

"Hoy ha quedado demostrado que ante el Barcelona no tienes ninguna posibilidad. Porque la UEFA no deja a ninguno de los otros equipos jugar contra ellos. No entiendo por qué. No sé si es la publicidad a Unicef, no sé si es porque son muy simpáticos", agregó.

Mourinho elogió la calidad futbolística de Barcelona, pero cargó contra la tarea de Stark:
"Estamos hablando de un equipo fantástico, que nadie cambie mis palabras, pero no entiendo por qué en un partido como hoy, equilibrado, hace lo que ha hecho. Los árbitros en el fútbol están para asegurar la igualdad entre todos. Después que gane el mejor".

Luego, el portugués volvió a arremeter contra el entrenador de Barcelona, Josep Guardiola, con quien ayer había sostenido una polémica verbal de elevado tono.

"Ya ha ganado una Champions que a mí me daría vergüenza ganarla. Yo gané dos con equipos que no eran Barcelona. Con Porto (de Portugal), de un país que normalmente no ganaba, y con Inter, que no la levantaba desde hacía 50 años y no era candidato. Ganamos con trabajo, orgullo, esfuerzo y sudor", expuso.

"Josep Guardiola es un fantástico entrenador de fútbol pero ha ganado una Champions que a mí me daría vergüenza ganar con el escándalo de Stamford Bridge. Y este año, si la gana, será con el escándalo del Bernabéu", agregó.

Para finalizar, el portugués señaló: "Guardiola merece ganar una Champions dentro de la normalidad. Es lo que le deseo porque es un entrenador muy bueno que respeto".

"Ayer no le falté el respeto -cerró-, creía que le podía llamar de tú pero le tengo que llamar señor Josep Guardiola. Le respeto mucho como entrenador y persona, le deseo que un día tenga el placer de ganar una Champions sin incidentes por detrás".

Por su parte, el entrenador de Barcelona Pep Guardiola rechazó referirse al árbitro y a las declaraciones Mourinho y se centró en elogiar el esfuerzo de sus jugadores y rechazar que la clasificación para la final esté lograda a pesar del triunfo en el Santiago Bernabeu por 0-2.

"Un equipo que tiene nueve Copas de Europa nunca da un partido por perdido. Le he visto muchas veces, de niño, como jugador y como entrenador y no da nada por perdido. Seguro que sabrá manejar el ambiente de allí y seguro que la prensa de Barcelona sabrá tratar a este club como por lo que es. Hemos de recuperar bien las fuerzas y preparar bien la vuelta anímicamente y tácticamente para intentar llegar a Wembley", explicó Guardiola.

Respecto a las declaraciones de Mourinho, que cuestionó la "limpieza" del título de Liga de Campeones logrado hace dos años y el triunfo en esta ocasión dijo no opinar "nada". Y tampoco declaró "nada" sobre si estas aseveraciones merecían la intervención de la UEFA.

El entrenador de Barcelona destacó que jugaron a un alto nivel. "Hemos jugado muy buen partido contra once y con diez, evidentemente, es más fácil. Hemos controlado sus contraataques, el juego aéreo. Sergio Busquets en esto nos ha valido de mucho ha estado muy bien. Ha sido un buen resultado, tengo que felicitar mucho al equipo", apuntó.

Realzó el papel de Messi. "Es destacar la suerte que tenemos los que estamos con Messi. Con 23 años se ha convertido en el tercer máximo goleador de la historia del Barcelona, un club centenario. Es una barbaridad. Eso es lo bonito de nuestro fútbol y nuestro juego", reconoció.

El entrenador de Barcelona señaló que había extraído consecuencias de la final de Copa. "Hemos corregido cosas que hicimos mal en la final de la Copa del Rey. Al jugar tantas veces nos conocemos más. El Madrid con los siete delanteros que tiene dispone de muchas variantes", e insistió en que la eliminatoria no está ganada.

"Pido a todos los periódicos y radios que no caigamos en la imprudencia de creernos algo que todavía no hemos conseguido", dijo. "No hemos ganado la final. Es la ida y hemos ganado 0-2. Cuando ganó la Copa lo primero que hicimos fue felicitar al Real Madrid. Nueve copas de Europa con eso se dice todo", insistió.

"Sería presuntuoso si dijera que con lo que hemos arreglado de la final de Copa hemos ganado el partido", concluyó Guardiola, que rechazó valorar la actuación del árbitro.

Dejá tu comentario