Economía ultima detalles del decreto que le permite girar dividendos a petroleras

Como forma de incentivar la inversión en el sector energético, el gobierno permitirá a las compañías acceder a divisas en función de sus exportaciones incrementales.

El Ministerio de Economía está puliendo los detalles finales del decreto a través del cual permitirá a las empresas petroleras acceder al mercado oficial de cambios para girar dividendos, le confirmó una fuente oficial a Ámbito, texto que luego será revisado por la Secretaría Legal y Técnica de Presidencia y que llevará la firma del ministro Martín Guzmán, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y del presidente de la Nación, Alberto Fernández. La idea que trabajó el equipo económico es permitir el acceso sobre un porcentaje de la generación incremental de divisas que obtengan las compañías, detallaron, al tiempo que confirmaron que está “muy avanzada” la nueva regulación, aunque todavía no salió de las oficinas bajo la órbita de Guzmán.

“Va a tener distintas condiciones para acceso a divisas”, le comentó una fuente a Ámbito respecto de las nuevas regulaciones. Con este cambio, dicen, buscan estimular la inversión, especialmente en gas, ya que aseguran que los rígidos controles cambiarios desalientan el ingreso de capitales en un área de la economía que es capital intensiva. “La generación de divisas incremental que se lleve a cabo tiene que tener acceso al mercado de cambios, que hoy no hay”, aseguró un funcionario con acceso a los detalles del texto.

Según la lectura oficial, el sector energético es clave para el desarrollo argentino. Esto es lo que piensa el ministro Guzmán, que incluso fue calificado por un funcionario de su equipo como “Ministro de Energía” en los pasillos del hotel Llao Llao, en alusión a la preocupación y foco de la gestión del titular de la cartera desarrollada en los últimos meses. Personas que tienen contacto cotidiano con Guzmán aseguraron que la política energética tiene “dos pilares”. “Adaptar las regulaciones de capital para que haya más inversión e invertir en infraestructura pública”, resumieron.

Las modificaciones se trabajaron en conjunto, cuentan en el Ministerio de Economía, con funcionarios de diferentes áreas del gobierno y en diálogo con la mayor parte de las empresas, para generar un mecanismo que funcione de acuerdo a las necesidades específicas de las compañías.

“El energético es el sector con más potencial transformador, incluyendo el problema de la restricción externa. Está aumentando mucho la producción energética. Si queremos hacer algo de otra escala, necesitamos más inversión e infraestructura”, detallan. “Tenemos que ser conscientes de la oportunidad que enfrentamos”, remarcan optimistas quienes conocen al ministro.

Como contracara a esta iniciativa, algunas fuentes del sector energético aseguran que el impacto de la guerra en Ucrania genera un problema diferente en la Argentina: el aumento de los precios del crudo a nivel internacional amenaza el abastecimiento del mercado interno. El riesgo, dicen, es que brindar un estímulo para aumentar las exportaciones de la producción (y que habilite al mismo tiempo girar dividendos sobre el incremental de divisas generadas) luego se traduzca en menos crudo para refinar y, por ende, en menos combustible disponible en surtidores nacionales.

En medio de la pandemia y frente a una fuerte sangría de divisas, el Banco Central impuso en junio de 2020 la restricción para el giro de dividendos a todas las empresas hasta fines de ese año, que luego fue modificando y flexibilizando relativamente a lo largo de 2021. Sin embargo, siguen vigentes los controles, que fueron prorrogados por última vez en diciembre del año pasado y se extenderán, por lo menos, hasta junio de 2022.

Dejá tu comentario