Edición Impresa

Docentes rechazaron suba de Vidal (igual les pagará bono de $7 mil) copy

La oferta eleva a 32% el incremento 2018 y se adentra en 2019 (en el que buscará su reelección), con alza escalonada a noviembre del 20%, adecuación automática por inflación en julio y revisión a fin de año.

A pocos días del fin de un ciclo lectivo castigado ya por 28 días de paro, volvió a naufragar ayer la paritaria docente bonaerense: los gremios le rechazaron al Gobierno de María Eugenia Vidal una propuesta que incluye una suba del 2% en diciembre -que eleva a 32% el aumento anual-, el pago de un bono de 7 mil pesos en diciembre y un incremento para el electoral 2019 -escalonado, hasta noviembre- del 20%, con instancias de readecuación por inflación.

En reacción, el Frente de Unidad Docente Bonaerense -de Suteba, Feb, Sadop, Amet y Udocba- definió anoche una huelga el próximo lunes, que volverá a golpear a la educación pública.

La oferta replicó la elevada a los estatales el martes. Una puja que arrojó resultados más auspiciosos, con el aval de los mayoritarios Upcn y Fegeppba.

“Lamento que este acuerdo que fue aceptado por más de la mitad de los trabajadores de la provincia haya sido rechazado por los gremios docentes, después de 20 reuniones y 11 propuestas”, aseguró Vidal, tras el traspié de ayer.

No obstante, remarcó que no aplicará un cierre de paritaria por decreto y que no renunciará a “seguir dialogando” en diciembre. Y confirmó que, pese al rechazo, todos los docentes -como los estatales- cobrarán el bono de $7 mil, además de la suba de diciembre.

“Pudimos hacer este anuncio porque fuimos serios y responsables durante todo el año”, destacó.

Por su parte, el ministro de Economía, Hernán Lacunza, relativizó la queja de los gremios, que denunciaron que la oferta quedó entre 13% y 15% por debajo de la inflación. “La masa salarial por todo concepto compensa e incluso tiene una pequeña ganancia respecto del costo de vida”, dijo, al sumar además el material didáctico, el presentismo y el bono. “Es la mejor propuesta que puede hacer el Gobierno”, enfatizó.

En tanto, el titular de la cartera de Trabajo, Marcelo Villegas, insistió en el tenor “político e ideológico” de las huelgas y cuestionó que el titular de Suteba, Roberto Baradel ya esté anunciando “que las clases no van a empezar en 2019”. “En 2018 hubo 28 días de paro, y 8 no tuvieron que ver con aspectos de negociación gremial”. dijo.

Poco antes, Baradel había asegurado que “para cerrar el año” Vidal les ofrecía “un aumento de $108 al salario básico”, al que tildó de “vergüenza”.

La oferta oficial incluye una suba de 2% en diciembre, para elevar el aumento anual al 32%, y el pago de un bono ese mes de $ 7 mil (y de $ 3.500 para los jubilados). Así, el salario inicial de un maestro de grado con material didáctico pasa de $ 12.500 a $ 16.710, mientras que el salario promedio se eleva de $ 24.659 a $ 32.865. “Y con presentismo sería de $ 17.210 y $ 33.365, respectivamente”, remarcan.

Bajo ese escenario, destacan que, “contemplando el salario, material didáctico y presentismo, un maestro de grado ingresante tendrá un aumento del 37,7% a diciembre, que con el bono ascienda a 42,3%, mientras que el docente promedio tiene un aumento del 35,3%, que sube a 37,7% cuando se incluye el bono”.

La propuesta se adentra además en 2019 -en el que Vidal buscará su reelección- “para dar previsibilidad a los docentes”, con una suba del 20%, escalonada en 6 tramos hasta noviembre, que incluye en julio “una cláusula de adecuación automática si la inflación para ese mes supera el 16% acumulado”, y una revisión a fin de año.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario