0,8% y sin explicaciones

Economía

• Afortunadamente

Se confirmó ayer que la inflación oficial de setiembre fue de 0,8%. En realidad, ya estaba decidido incluso antes del cierre del mes. Es que lo que se computa en varios sectores son los precios acordados por el gobierno, sin importar si se cumplen o no. Así, la inflación acumulada en lo que va del año es de apenas 5,8%. Ya casi es una agresión esta medición para los consumidores que periódicamente observan cómo se diluye el poder de compra de sus ingresos. Hasta los inversores en bonos ya parecen haberse acostumbrado al maquillaje oficial dado que los títulos indexados caen, pero no como en anteriores ocasiones.

El Indice de Precios al Consumidor (IPC) registró durante setiembre una suba de 0,8% y acumula en lo que va del año 5,8%, según informó ayer el cuestionado INDEC.

De esta manera, el organismo que fue intervenido hace nueve meses por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, destacó que los mayores aumentos correspondieron a los rubros de Equipamiento y Mantenimiento para el Hogar (1,8%), otros bienes y servicios (1,1%), Transporte y Comunicaciones (1%) y Vivienda y Servicios Básicos (0,9%).

El INDEC también difundió la inflación mayorista que fue de 0,9% respecto de agosto y 11,5% en los primeros nueve meses de 2007.

De esta manera, el IPC fue dado a conocer entre el sonido de los bombos y los cantos de los técnicos del INDEC, que se reunieron en las puertas del instituto, ayer al mediodía, con el fin de repudiar la manipulación de la inflación.

Eran alrededor de 300 personas rodeando el momento a Julio A. Roca en Diagonal Sur y un técnico del organismo confirmó a este diario que «la inflación estaba dando 2% teniendo en cuenta los relevamientos de las últimas semanas de setiembre, pero el número real sería aún mayor porque se están arrastrando las modificaciones que sufrieron las bases del INDEC a partir de junio-julio».

Las cifras que dio a conocer ayer el INDEC, dirigido por Ana María Edwin, volvieron a confirmar los maquillajes. Una forma interesante para que Néstor Kirchner se despida de sus cuatro años de mandato, aunque cierto es que para el oficialismo el INDEC refleja la inflación real, como destaca el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, en sus declaraciones.

Las mentiras saltan a la vista, por ejemplo, en uno de los rubros más cuestionados del IPC, el de Alimentos y Bebidas, para el INDEC sólo hubo subas de 0,7%, por debajo del promedio general de 0,8%. Mientras tanto, relevamientos alternativos como los que hace el Centro de Educación al Consumidor (CEC) en distintos supermercados arrojan subas de 3,1%.

  • Tema delicado

    Resulta poco creíble que para el INDEC los precios de las verduras hayan caído 1,7% durante el mes pasado, cuando los mismos encuestadores del instituto confirmaron a este diario que en sus relevamientos registraron subas de 200% en el caso del precio del kilo de tomate, que ronda los $ 15-$ 20 en las góndolas. Claramente aquí hubo retoques porque en el comunicado oficial el kilo de tomate figura a $ 3,99.

    Las frutas sólo subieron 1,4% para el INDEC; los productos panificados 0,6%, mientras que otros relevamientos sugieren aumentos de 10%-15%; y los aceites y grasas sólo 1,3% cuando la CEC registra incrementos de 12% -en girasol y mezcla que son los más consumidos-. Los lácteos también llaman la atención, para el INDEC subieron sólo 0,2%, mientras que la CEC registra aumentos de 8%. De hecho, la leche fluida pasó de $ 1,60 a $ 1,73 y hasta $ 1,80, como muestran Coto Digital y Disco, aunque el INDEC continúa registrando el $ 1,60.

    La papa sigue siendo un tema delicado. Para los encuestadores del INDEC se incrementó 50%, pero el organismo no la registra en los productos que arrojaron las mayores subas del mes pasado. Además, «la papa que subsidia el gobierno -que figuraba a $ 1,45, valor que toma el INDEC-brilla por su ausencia en las góndolas», dijeron, lo mismo confesó Susana Andrada de la CEC. Mientras tanto, el valor de la papa blanca común es de $ 5 el kilo y llegó a estar a $ 9.

    El INDEC también dio a conocer ayer los valores de la Canasta Básica Total ( determinante de la línea de pobreza) y de la Canasta Básica Alimentaria (define la línea de indigencia).

    Dos indicadores en los que pesa mucho el valor de los alimentos, primordiales en el consumo de los estratos de menores ingresos, y que arrojaron subas de 0,7% entre agosto y setiembre. La CBT cerró en $ 952,30 y la CBA en $ 445.

    El rubro Educación subió sólo 0,5%, Indumentaria, luego de haber dejado atrás el período de liquidaciones, subió 0,2%, aunque los economistas encuestados por este diario resaltan que por la época del año las subas deberían rondar 4%. De hecho, dentro de este rubro el INDEC registra al calzado y la ropa con subas de 0,2%, mientras que desde el CEC lo hacen con 35% y 30% respectivamente.

    Atención Médica y Gastos para la Salud subió 0,6%, al igual que el rubro de Esparcimiento. Dentro de este último, los precios del Turismo crecieron sólo 0,8% frente a agosto, e incluso hubo deflación de 8% si comparamos setiembre de este año frente a 2006, algo que llama la atención de los analistas.

  • Impulso

    Un rubro que mostró importantes subas fue el de Alquileres, cuyos precios crecieron 1,7% frente a agosto y 18,4% en los últimos doce meses. Sin embargo, la oficina de Operativos Especiales del INDEC, que se encarga de este tipo de relevamientosfue desmantelada hace meses, según una fuente.

    En cuanto a la inflación mayorista, la suba de 0,9% de setiembre se vio impulsada principalmente por los productos nacionales en 0,9% y en menor medida por los importados (0,4%).

    Dentro de los nacionales, los precios de las manufacturas se incrementaron 1%, la energía eléctrica no mostró variaciones respecto a agosto y los productos primarios arrojaron 0,6%.
  • Dejá tu comentario