Aceptaría la Argentina hablar sobre tarifas

Economía

La Argentina hablaría sobre el tema tarifario, con lo cual se abrió el camino para organizar un encuentro entre Néstor Kirchner y José Luis Rodríguez Zapatero en la próxima cumbre de Iberoamérica que se organizará entre el 3 y el 5 de noviembre en Montevideo. La confirmación surgió ayer luego de tres reuniones separadas que mantuvo en Buenos Aires la enviada del gobierno español, la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez.

La funcionaria, miembro del partido socialista y con una relación directa con Zapatero, se encontró ayer con el canciller Jorge Taiana, la ministra de Economía, Felisa Miceli, y la senadora Cristina Fernández de Kirchner. En todos los encuentros habló del tema tarifario, cuestión que hoy repetirá en su última reunión en la Argentina, la que mantendrá con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Si bien de ninguno de los funcionarios de ayer, como tampoco ocurrirá hoy, Jiménez logró obtener algún indicio sobre futuros aumentos en las tarifas de los servicios públicos en los cuales están involucradas empresas de su país presentes en la Argentina (especialmente Endesa y Gas natural); sí consiguió que los hombres del gobierno de Néstor Kirchner reconozcan que existe el problema y que el presidente local está dispuesto a hablar de la cuestiónen Montevideo. Como este tema era considerado como excluyente por España, la reunión entre Kirchner y Zapatero tendría ahora vía libre para que las cancillerías de los dos países comiencen a organizarla.

Jiménez habló ayer en Buenos Aires, luego de la reunión que mantuvo con Jorge Taiana en el palacio San Martín. Allí, haciendo uso de su cintura política (fruto de una militancia de décadas junto con el PSOE español), aseguró que la relación entre los dos países es «excelente», aunque reconociendo que «hay temas pendientes», como el de las tarifas. Fue luego un poco más allá y dijo que «hay una regla básica: cuando hay respeto mutuo, como en el caso de la Argentina y España, cualquier diferencia será fácil de solventar». Según Jiménez, «están negociando las propias empresas cuestiones tarifarias, entre otras, y la embajada -española- acompaña cuando se la solicita».

Dejá tu comentario