Advierte el Fondo por el boicot a empresas

Economía

El titular del FMI, Rodrigo de Rato, advirtió sobre la necesidad de respetar en la Argentina las inversiones de las empresas. Una obviedad hoy en el mundo capitalista, pero que en la Argentina es necesario recordar cada tanto. De paso, dejó claro que la discusión del nuevo programa contendrá metas que aseguren cumplir reglas. No es casual que este mensaje del Nº 1 del FMI ocurra tras el anuncio oficial del boicot a empresas, puntualmente Shell por subir precios de combustibles. En menos de diez días se dilapidó el efecto positivo que debería haber generado la alta aceptación que se consiguió con el canje de la deuda. Una de las formas de evitar más subas de precios es a través de nuevas inversiones que aumenten la capacidad de producción de las empresas. Es algo difícil de obtener en este clima actual de negocios. Funcionarios de Economía y del Central ya se encuentran en Washington negociando con el FMI. Hasta el tercer trimestre el gobierno puede estirar el acuerdo con el organismo. Más allá complicará en lo económico porque se deberán usar reservas y otros mecanismos para seguir pagando vencimientos de deuda a los organismos que, con un acuerdo, podrían ser refinanciados.

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), el español Rodrigo de Rato, consideró ayer « indispensable» que el gobierno argentino aplique reglas de inversión «claras y respetuosas con el funcionamiento de la iniciativa privada», tanto para empresas nacionales como extranjeras.

De esta forma, el número uno del FMI salió a marcar el territorio en coincidencia con el inicio de las negociaciones con la Argentina para llegar a un nuevo acuerdo.

• Reformas estructurales

El organismo presionará para que el nuevo compromiso incluya una serie de reformas estructurales. En cambio, el equipo económico pretende comprometerse sólo con metas cuantitativas, es decir aquellas vinculadas a la performance fiscal y a la marcha de la política monetaria.

Rato formuló estas declaraciones en Shanghai en el marco de una gira por China e India, donde aclaró que su
pedido «será parte de las políticas que vamos a discutir con el gobierno argentino, de cara a un posible y futuro programa con el FMI».

Uno de los principales objetivos del organismo en la negociación pasa por comprometer al gobierno a renegociar los contratos con las empresas de servicios públicos.
De hecho, varios países de peso están presionando para que ello suceda, como el caso de Francia, Alemania (de fuerte presencia en el directorio del organismo) y, en menor medida, España.

Las palabras del número uno del FMI surgen a días del llamado del presidente
Néstor Kirchner a realizar un boicot nacional contra la petrolera Shell, tras el incremento en el precio de sus combustibles. Este pedido tuvo muy malas repercusiones internacionales, empezando por los medios de comunicación.

Precisamente sobre este último punto,
voceros del organismo aclararon desde Washington que el funcionario no hizo referencia a ninguna compañía en particular, sino a la «iniciativa privada» en general.

Las palabras de Rato se producen horas después de que una misión técnica argentina viajara a Washington para negociar los términos de un nuevo acuerdo con el FMI, con el objetivo de postergar los vencimientos de capital previstos para 2005.

• Temas en análisis

La misión técnica está encabezada por el subsecretario de Presupuesto, Raúl Rigo, quien será en las próximas semanas el responsable de analizar con los técnicos del organismo algunos detalles de las metas fiscales y monetarias del país. A partir de mañana, se incorporan más funcionarios del Palacio de Hacienda y del Banco Central (ver vinculada).

Rato se entrevistó la semana pasada con el ministro de Economía, Roberto Lavagna, con quien analizó los pasos que irán a seguir para reanudar el acuerdo que quedó en suspenso en agosto del año pasado.

Dejá tu comentario