Anuncia hoy Kirchner la repatriación de fondos

Economía

El gobernador santacruceño, Sergio Acevedo, hará oficial hoy la repatriación de los polémicos u$s 507 millones que la provincia tiene depositados en el exterior desde tiempos en que el distrito patagónico era administrado por el presidente Néstor Kirchner.

Los fondos llegarían al país en el transcurso de esta semana, y se trata de un anuncio de alto impacto para cubrir un talón de Aquiles del kirchnerismo en plena campaña electoral, con miras a las legislativas de octubre próximo.

La firma del decreto provincial que habilitará el regreso de los cuestionados fondos tiene tal importancia simbólica para la Casa Rosada y para la imagen del Presidente que el anuncio se hará en Buenos Aires, con Acevedo codo a codo con Kirchner.

El mandatario santacruceño protagonizará dos actos: uno en Río Gallegos a las 9.30, en la Casa de Gobierno, con la firma efectiva del decreto, y otro en Capital Federal, a las 19, en la Casa de Santa Cruz, con la presencia de Kirchner. La organización protocolar se terminó de definir ayer en relación con el estado de salud de Acevedo, que el sábado por la noche sufrió una
leve indisposición cardíaca tras la firma de un acuerdo en la ciudad de Ushuaia (ver Ambito Nacional).

• Compromiso

La definición sobre la situación de este dinero público tiene un fuerte carácter electoral y se venía madurando desde hace meses, como un as en la manga para la campaña. En junio pasado, Acevedo se había comprometido a realizar «todas las medidas para regresar el dinero a la Argentina», afirmando que «la decisión es que (el dinero) esté en el territorio argentino y que sea un instrumento de inversión», tal como adelantó entonces Ambito Financiero.

Lo cierto es que
Acevedo ya no tenía excusas para mantener los fondos en el exterior, en especial, habiendo prometido repatriarlos --durante su campaña a la gobernación y luego en el poder-en cuanto hubiera finalizado el canje de deuda nacional, argumentando que en caso contrario corrían riesgos de ser inhibidos por la Justicia ante algún hipotético pedido de acreedores.

Acevedo asegura que la llegada del dinero es una « decisión interna» en la que Kirchner no habría intervenido ni aconsejado qué hacer con los fondos. Al menos así «lo juró por sus hijos». Aun así, no pasa inadvertido que
el mandatario estuvo toda la semana pasada en Buenos Aires, reuniéndose periódicamente con el Presidente.

Los u$s 507 millones -en rigor, serían unos u$s 513, sumando intereses, y estarían depositados exclusivamente en Suiza-tendrían ahora como destino, según informó el gobierno de Santa Cruz,
un fondo financiero anticíclico para la provincia y una reconversión de recursos energéticos no renovables, como gas y petróleo, en renovables, con la construcción de una represa hidroeléctrica sobre el río Santa Cruz y el desarrollo de la energía eólica.

La historia del dinero santacruceño en el exterior comenzó durante los '90, luego de que Kirchner -como gobernador provincial-cobrara del gobierno federal de
Carlos Menem regalías por petróleo y gas mal liquidadas por el Estado nacional a la provincia, correspondientes al período comprendido entre 1980 y 1990. Los fondos fueron luego transferidos al exterior por el propio Kirchner, que en 1992 logró el visto bueno del Parlamento de Santa Cruz para abrir una cuenta en el banco Crédit Suisse, bajo el argumento de «poner el dinero a resguardo de cíclicas crisis financieras», pronóstico que resultó acertado a la luz de la crisis económica y social que desembocó en el estallido de fines de 2001, y las posteriores caídas en default de la Nación y la devaluación del peso.

• Denuncias

Se trata igualmente de recursos envueltos en la polémica, ya que la oposición provincial y nacional denunció en repetidas ocasiones supuestas irregularidades en el manejo de esos fondos. De hecho, para la UCR santacruceña, el monto depositado debería ser el doble de lo que hoy acusa Acevedo, superando los u$s 1.000 millones. Denuncian, además, un ocultamiento de la información sobre la situación del dinero entre 1992 y 2003. Por esta razón fueron iniciadas varias causas judiciales, ninguna de las cuales prosperó.

El Ejecutivo local siempre eludió la discusión sobre este tema y luego se amparó en un
dictamen emitido en julio de 2004 por el Tribunal de Cuentas provincial --integrado por amplia mayoría de legisladores oficialistas-, que certificó la existencia de los depósitos en el exterior por u$s 507 millones, pero de todos modos nunca terminó de conformar a la oposición.

Este año,
Santa Cruz ya repatrió u$s 66 millones, u$s 38 millones en un crédito a la empresa Petroquímica Comodoro Rivadavia -que la semana pasada fuera sancionada por Nación junto con otras cuatro cementaras por distorsionar el mercado local-y u$s 28 millones para la construcción de un gasoducto para las localidades de Río Turbio, El Calafate, Perito Moreno y Los Antiguos.

Dejá tu comentario