Apuntando a tener un cierre histórico

Economía

Con tantos feriados como los que acompañan esta semana, no debe extrañar que sean casi una mayoría la que ha decidido tomarse un descanso con su actividad bursátil y que por lo tanto los volúmenes sean anormalmente (aun cuando lo sean de manera lógica) bajos. Tan bajos que apenas si se alcanzaron a operar 750 millones de papeles en el NYSE, y nada hace pensar que en las próximas jornadas se alcancen volúmenes que se puedan catalogar de "normales". Puede decirse que esto no es bueno, pero al menos facilita las cosas para los que apuestan a que, como ocurrió por última vez en 1999, el año termine con el Dow marcando un nuevo récord.

  • Animo alcista

  • En realidad poco importa si el mercado está caro o barato, ya que desde el 13 de julio el S&P 500 no registra una baja mayor a 2% (algo que no se veía desde 1964), lo que refleja el ánimo alcista que predomina entre los inversores. Podemos argumentar que 0,52% que trepó ayer el Promedio Industrial al cerrar en 12.407,63 puntos, se vinculó a la luz verde para la fusión entre las mineras Freeport Memoran y Phelps Dodge y los anuncios que Level 3 Communications se quedaría con el control de Sawis Inc. y que Exco Resources con Anadarko Petroleum (esto hizo recordar que en la última semana del año pasado se anunciaron operaciones de este tipo por u$s 30.000 millones), o con que la suba inicial del precio del petróleo fue fácilmente neutralizada por las proyecciones de un invierno templado (el barril de crudo cayó a u$s 60,9).

    Pero lo cierto es que poco importaron las noticias, especialmente el que las ventas navideñas no han sido de las mejores (las empresas minoristas estuvieron entre lo peor del día, mientras las financieras quedaron a la cabeza merced a 34% que se espera suban sus ganancias del cuarto trimestre) o que la encuesta de Business Week entre los analistas sea la menos optimista desde 2005. El mercado quiere fiesta, y si puede la tendrá.

    El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

    Dejá tu comentario