18 de julio 2017 - 00:00

Argentina y Brasil son los más vulnerables de América Latina

Tras analizar la “receta” para poder crecer por encima del 5% anual, sólo Chile y Perú, y en menor medida, Colombia están en condiciones de hacerlo.

Los países de la región que están con mejor capacidad para crecer por encima del 5% anual son, a criterio de la calificadora S&P, Chile y Perú, mientras que Argentina, Brasil y México no lo están y Colombia está a medio camino. "Los desafíos que confrontan Brasil, México y Argentina (las economías más grandes en la región) aunque no insuperables, son bastante serios. México necesita encontrar maneras de mejorar significativamente la eficiencia de sus inversiones en los proyectos del sector público y del privado. Argentina requiere aumentar el ahorro interno en casi 10% del PIB, 8% para aumentar la inversión y 2% para reducir el ahorro externo a sus respectivos parámetros. En Brasil, el incremento que se necesita en la tasa de ahorro interno es menor, pero todavía muy demandante: 6,5% del PBI. Además, tanto Brasil como Argentina necesitan mejorar la eficiencia de sus inversiones, aunque no tanto como México".

"Nuestro supuesto de que Chile y Perú pueden mantener sus índices de inversión en los niveles estructurales, ignora el hecho de que la inversión estructural en estos países ha estado en una tendencia descendente desde 2013. En la medida que estas reducciones reflejen una menor confianza del sector empresarial debido a la política económica u otros factores, es necesario el restablecimiento de las condiciones favorables para la inversión en estos países para evitar que la inversión caiga más", explica el estudio de S&P que analizó lo que necesitan estos países para crecer a una tasa de 5% anual sin afrontar limitaciones externas endógenas (autoimpuestas).

En el caso de Colombia, "el desafío no es tanto el aumento de la tasa de ahorro interno (que en 24% del PIB ya es relativamente elevada), sino la reducción de su índice de ahorro externo. Colombia puede hacer esto mediante la depuración de sus proyectos de inversión pública a fin de que el sector público gaste menos, aunque de manera más eficiente en el margen", agrega.

Los economistas de S&P también subrayan dos tendencias descendentes comunes a la mayoría, si no es que a todos,las cuales deben revertir para facilitar estos ajustes. La primera afecta el volumen (más que solamente el valor) de las exportaciones netas de materias primas y exige una mayor inversión en estas u otras industrias comerciables. La segunda afecta el ahorro público (balance fiscal general neto de gastos de capital) y necesita consolidación fiscal.

"El consuelo es que los gobiernos de estos países pueden matar dos pájaros de un solo tiro mediante la eliminación de obstáculos para producir commodities, cuando tales obstáculos existen, como en Argentina, y atrayendo IED en los sectores que los producen", señala el informe.

A continuación otras de las principales conclusiones.

Argentina y Brasil ahorren mucho más que los niveles actuales y que impulsen la eficiencia de sus inversiones.

Colombia reduzca su dependencia estructural del ahorro externo (déficit de la cuenta corriente como proporción del PIB), para lo cual puede aumentar su ya elevada (encomparación con el estándar de la región) tasa de ahorro nacional (inversión menos ahorro externo como porcentaje del PBI) o invertir un poco menos y mejor.

México mejore su eficiencia en las inversiones.

Chile y Perú aumenten la confianza empresarial a fin de evitar que sus índices de inversión, que ya están en descenso, caigan más.

Dejá tu comentario

Te puede interesar